Etiqueta papilomavirus

image_pdfimage_print

4- valent human papillomavirus vaccine in preadolescents and adolescents after 10 years

5/03/2018

Ferris D, Samakoses R, Block S, Lazcano-Ponce E, Restrepo J, Mehisen J et al. Pediatrics 2017;140:e20163947

Estudio descriptivo los datos finales a diez años de uso de la vacuna de cuatro genotipos frente a las infecciones causadas por el virus del papiloma humano, valorando la inmunogenicidad, la enfermedad y la seguridad. 1.661 chicos y chicas sexualmente inactivos recibieron la vacuna o un placebo en esquema 0, 2 y 6 meses y este último, al mes treinta, recibió la vacuna mediante un programa de catch-up. Para los tipos 6, 11 y 16, entre el 89% y el 96% permanecieron seropositivos a los diez años, teniendo los preadolescentes entre un 38% y un 65% títulos geométricos mayores al mes siete permaneciendo entre un 16% y un 42% a los diez años más altos que los vacunados en la adolescencia. No se registró ningún caso de enfermedad relacionada con los cuatro tipos vacunales. Diez sujetos tuvieron infección persistente durante seis o más meses causada por un tipo vacunal y dos la tuvieron de una duración superior a doce meses. No se reportaron nuevos efectos adversos a lo largo del periodo de observación. Los autores concluyen que el esquema de tres dosis de vacuna es inmunógeno, clínicamente efectiva y bien tolerado en general en pre y adolescentes, lo que apoya los esfuerzos de vacunación, especialmente en la población de los preadolescentes.

[más información]

Artículos relacionados

Changes in the prevalence of human papillomavirus following a national bivalent human papillomavirus vaccination programme in Scotland: a 7-year cross-sectional study

26/02/2018

Kavanagh K, Pollock K, Cuschieri K, Palmer T, Cameron R, Watt C et al Lancet Infectious Diseases 2017;17:1293-1302

En el año 2008, Escocia implantó la vacunación frente a las infecciones producidas por el virus del papiloma humano en niñas de 12 a 13 años utilizando la vacuna bivalente (cambiaron a la tetravalente en 2012). Las coberturas de vacunación alcanzadas en 2008-09 fue del 92.4%. Los autores plantean un estudio transversal de siete años para conocer la prevalencia de infección por VPH en las chicas de 20-21 años que acudían a las clínicas de cribado citológico. Analizaron aproximadamente 1000 muestras por año y ligaron los resultados al estado vacunal respecto a VPH. En total fueron genotipadas 8584 muestras. La prevalencia de los tipos 16 y 18 se redujo significativamente, desde el 30% en la cohorte de 1988 al 4.5% en la cohorte de 1995, lo que se traduce en una efectividad vacunal del 89.1% (IC 95%: 85.1-92.3) para las que se vacunaron con 12 o 13 años. Respecto a otros oncotipos, la vacuna bivalente mostró una protección cruzada significativa para el 31 (93.8%), el 33 (79.1%) y para el 45 (82.6%). No se observó incremento de otros tipos no incluidos en la vacuna. Las no vacunadas nacidas en 1995 tuvieron un riesgo reducido de infección por los tipos 16 y 18 al compararlas con las nacidas en 1988 (OR ajustado: 0.13 con IC 95%: 0.06-0.28) y también un riesgo reducido de infección por el 31, 33 y 45 (OR: 0.45 con IC 95%: 0.23-0.89), lo que habla de protección comunitaria para tipos vacunales y no vacunales. Los autores concluyen que la vacuna muestra protección cruzada mantenida (hasta siete años). Sus hallazgos debieran servir para reflexionar acerca de los análisis de coste/efectividad que informen sobre la elección de las distintas vacunas en los programas nacionales.

Una editorial acompañante de Julie Brotherton remarca la importancia de estos hallazgos para países de media-baja renta que quizás no puedan tener acceso a las vacunas de amplio espectro.

[más información]

Artículos relacionados

Human papillomavirus prevalence in male adolescents 4 years after HPV-16/18 vaccination

19/02/2018

Lehtinen T, Söderlund-Strand A, Petäjä T, Eriksson T, Jokiranta S, Natunen K et al. J Infect Dis 2017;216:966-968

Evaluación de la prevalencia de virus del papiloma humano de los tipos 16,18,31,33,45 en jóvenes vacunados y no vacunados a los cuatro años después del inicio de la vacunación en Finlandia (2007-2009). Se incluyeron 395 vacunados con el preparado bivalente y 99 controles vacunados de hepatitis B. Procedían de un programa de cribado de Chlamydia trachomatis en asintomáticos de 18 años en 2010-2014. Ninguno de los 395 vacunados y 3 (2.1%) de los 149 no vacunados fueron positivos a los tipos 16 y 18 (p=0.02). En estos últimos, el 5.3% fueron positivos a 11,16,18,31,33 y 45 y el 0.8% en el grupo de vacunados (p=0.002). Los hallazgos sugieren que la vacuna bivalente tiene un efecto protector similar al encontrado en mujeres tanto para genotipos incluidos en la vacuna como frente a otros con posible protección cruzada a los cuatro años de administrada la vacuna.

[más información]

Artículos relacionados

HPV vaccination and risk of chronic fatigue syndrome/myalgic encephalomyelitis: a nationwide register-based study from Norway

15/02/2018

Feiring B, Laake I, Bakken I, Greve-Isdahl M, Bruun Wyller V, Häberg S et al. Vaccine 2017;35:4203-4212

Ligando los datos de los registros individuales de Noruega (censo, pacientes y vacunas), los autores estudian la asociación entre la vacuna frente a las infecciones por el virus del papiloma humano y el riesgo de padecer síndrome de fatiga crónica/encefalomielitis miálgica (SFC/EM). Calcularon las incidencias anuales de SFC/EM entre 2009 (año de introducción de la vacuna para niñas de doce años) y 2014 para los 824.133 niños y niñas de 10 a 17 años que vivían durante ese intervalo de tiempo en el país. Se consideraron elegibles para vacunación de VPH a 176.453 niñas nacidas entre 1997 y 2002. Se observó un similar incremento anual de la incidencia de SFC/EM en ambos sexos (IRR: 1.15 con IC 95%: 1.10-1.19 para niñas e IRR: 1.15 con IC 95%: 1.09-1.22). Este incremento se hizo patente en los últimos 10-15 años debido probablemente debido a la discusión que surgió a mediados del año 2000 en relación al incremento de diagnósticos de SFC/EM tras recibir una vacuna antimeningocócica B, que generó una hipersensibilización a estas patologías por parte de la clase médica. Por otra parte la vacuna no se asoció con SFC/EM (HR: 0.86 con IC 95%: 0.69-1.08) a lo largo de todo el periodo de estudio y HR de 0.96 con IC 95%: 0.64-1.43 en los dos primeros años tras la vacunación. El riesgo de SFC/EM aumentó a medida que aumentaban los contactos con el hospital (HR: 5.23 con IC 95%: 3.66-7.49 para siete o más contactos en relación a los que no habían contactado con el hospital). Fue menos probable que no estuvieran vacunadas las niñas con siete o más contactos (diferencia de riesgo, DR: -5.5% (IC 95%: -6.7 a -4.2). Los autores concluyen que no han observado incremento del riesgo de SFC/EM tras la vacunación frente a VPH en las niñas que formaron parte de las primeras seis cohortes a las que se les ofertó la vacunación mediante el programa nacional de vacunación de Noruega. Una limitación del estudio es la falta de validación de los diagnósticos.

[más información]

Artículos relacionados

Oral human papillomavirus infection: differences in prevalence between sexes and concordance with genital human papillomavirus infection. NHANES 2011 to 2024.

26/01/2018

Sonawane K, Suk R, Chiao E, Chhatwal J, Qiu P, Wilkin T et al. Ann Intern Med published on line on 17 October 2017

Estudio descriptivo tendente a determinar la prevalencia de infección oral por papilomavirus humano y la concordancia entre ella y la infección genital en hombres y mujeres de los Estados Unidos, por medio del análisis de los datos de la encuesta National Health and Nutritional Examination Survey, 2011 to 2014. La prevalencia global de infección fue del 11.5% para los varones y del 3.2% para las mujeres, lo que equivale en términos absolutos a 11 millones de varones infectados y 3.2 mujeres. La infección por tipos de alto riesgo fue más prevalente en hombres (7.3%) y el oncotipo 16 fue seis veces más prevalente también en el sexo masculino. Al analizar en aquellos con el mismo partner sexual, la prevalencia de oncotipos fue del 12.7% en varones y del 3.6% en mujeres, pero en hombres que reportaban dos o más partners del mismo sexo la prevalencia ascendía al 22.2%. La prevalencia en varones con infección genital concurrente fue cuatro veces mayor que en aquellos que no la padecían, de manera que los hombres tenían un 5.4% mayor probabilidad predictiva de infección oral de alto riesgo respecto de las mujeres. El mayor riesgo de infección por VPH de alto riesgo lo presentaron los negros, los fumadores de más de veinte pitillos diarios, los fumadores de marihuana y los que decían haber tenido 16 o más partners vaginales u orales a lo largo de sus vidas.

[más información]

Artículos relacionados

Human papillomavirus vaccination of adult women and risk of autoinmune and neurological diseases

26/01/2018

Hviid A, Svanstrom H, Scheller N, Grönlund O, Pasternak M, Arnheim-Dahlstrom L. J Intern Med first published 18 October 2017

Análisis de los registros de salud de Dinamarca y Suecia para llevar a cabo un estudio de cohortes que compara las tasas de incidencia de 45 enfermedades crónicas graves preseleccionadas en mujeres de 18 a 44 años vacunadas o no con la vacuna tetravalente frente a las infecciones por el virus del papiloma humano. La cohorte a estudiar comprendía 3.126.790 mujeres con edad media de 25.1 años y con una distribución del 38% en Dinamarca y un 62% en Suecia, seguidas durante 16.386.925 personas/año. El periodo de estudio abarcó 180 días para patologías con poco retraso entre el comienzo y el diagnóstico y de más de 180 días para las de comienzo insidioso. La cobertura para recepción de al menos una dosis de vacuna fue del 8% con 18% en las mujeres danesas y el 2% en las suecas. En el análisis identificaron siete patologías con un incremento significativo del riesgo de padecerlas: tiroiditis de Hashimoto, enfermedad celiaca, lupus eritematoso localizado, pénfigo vulgar, enfermedad de Addison, enfermedad de Raynaud y otras encefalitis/mielitis/encefalomielitis. Tras aplicar múltiples tests y llevar a cabo un análisis de series de casos autocontrolados, solo la enfermedad celiaca permaneció como la única asociación significativa (RR: 1.56 con IC 95%: 1.29-1.89) o lo que es lo mismo un 56% de riesgo incrementado pero solo en Dinamarca y en el periodo de un año postvacunación. Una posible explicación pudiera residir en un efecto de desenmascaramiento en las visitas para vacunación (la visita desencadena una anamnesis que desemboca a posteriori en un diagnóstico positivo) ya que esta patología está infradiagnosticada en Escandinavia y además los casos se acumulan tras la primera dosis.

[más información]

Artículos relacionados

Risk of Guillain-Barré syndrome following quadrivalent human papillomavirus vaccine in the Vaccine Safety Datalink

2/01/2018

Gee J, Sukumaran L, Weintraub E, The Vaccine Safety Datalink Team. Vaccine 2017;35:5756-5758

Utilizando los datos generados por Vaccine Safety Datalink los autores describen los hallazgos de la vigilancia del síndrome de Guillain-Barré en relación a la recepción de la vacuna tetravalente frente a las infecciones por el virus del papiloma humano entre 2006 y 2015 entre persona de 9 a 26 años. Seleccionaron seis lugares afiliados al sistema VSDL. Para ello calcularon las tasas de incidencia de SGB confirmado entre los días 1 y 42 postvacunación. Tras 2.773.185 dosis de vacuna confirmaron un caso en un varón y ninguno entre las mujeres. La tasa de incidencia fue de 0.36 casos por millón de dosis administradas con intervalo de confianza de 1.71, lo que supone un número inferior a las tasas basales. Estiman, por tanto, que se puede esperar con un 95% de probabilidades 1.08 casos adicionales de SGB por cada millón de personas vacunadas con el preparado tetravalente con la asunción más conservadora. Concluyen que su estudio es el primero que evalúa la asociación a los nueve años de introducción de la vacuna en los Estados Unidos. Sus hallazgos confirman lo encontrado por otros, excepto por un estudio francés. Describen las limitaciones como la asunción de datos basales de SGB en los de 11 a 18 años y la pérdida de seguimiento de los de 18 a 26 años por poder utilizar los seguros escolares.

[más información]

Artículos relacionados

The effect of vaccination against human papillomavirus on fecundability

26/12/2017

McInerney K, Hatch E, Wesselink A, Mikkelsen E, Rothman K, Perkins R et al. Paed Perinatal Epidem first published 7 September 2017

Estudio que examina la relación entre la vacunación frente al virus del papiloma humano y la fecundidad, con la hipótesis que la prevención protegerá a la fecundidad. El contexto del estudio es que la infección por el virus se ha asociado con una reducción de la calidad del semen y menores tasas de embarazos. Analizaron los datos del Pregnancy Study Online (PRESTO) que es una base de datos norteamericana que incluye a una cohorte preconcepcional de personas interesadas en planificación de embarazos. Entre 2013 y 2017 siguieron a 3483 mujeres que pensaban quedarse embarazadas y a 1022 de sus partners varones, durante doce meses o hasta que comunicaron el embarazo. Basalmente los participantes reportaron si habían sido vacunados frente a VPH y, en su caso, la fecha. Estimaron las ratios de fecundabilidad (FR) mediante modelos de probabilidades proporcionales ajustadas por factores sociodemográficos, tabaquismo y test anómalos de Papanicolau (solo en mujeres). Encontraron que la vacunación fue más prevalente en mujeres (33.9) que en varones (5.2%) y que globalmente existía mínima asociación entre la vacunación de la mujer (FR: 0.98, IC 95%: 0.90-1.08) o del varón (FR: 1.07, IC 95%: 0.79-1.46) con la fecundabilidad. Entre las mujeres una historia de ETS´s o de enfermedad inflamatoria pélvica (como subrogados de alto riesgo de exposición a VPH), las vacunadas frente a VPH tenían mayor fecundabilidad que las no vacunadas (FR: 1.32, IC 95%:0.99-1.86). Concluyen que aunque la vacunación tiene un pequeño efecto sobre la fecundabilidad, a escala global, aquella se asoció positivamente con fecundabilidad en mujeres con historia de ETS.

[más información]

Artículos relacionados

Human papillomavirus vaccination and risk of autoinmune diseases: a large cohort study of over 2 million young girls in France

20/11/2017

Miranda S, Chaignot Ch, Collin C, Dray-Spira R, Weill A, Zureik M. Vaccine 2017;35:4761-4768

Estudio observacional longitudinal francés basado en bases de datos administrativos de salud en el que se compara la incidencia de enfermedades autoinmunes seleccionadas en niñas jóvenes expuestas/no expuestas a la vacuna de papiloma virus humano entre enero de 2008 y diciembre de 2013, mediante un modelo ajustado de Cox. Se analizaron los datos de 2.252.716 chicas de las que el 37% habían recibido la vacuna y se dispuso de 4.096 enfermedades autoinmunes durante un periodo medio de seguimiento de 33 meses. El 93% de las dosis correspondían a la vacuna tetravalente y el 7% a la bivalente. La incidencia de autoinmunes no aumentó tras la vacunación excepto para el síndrome de Guillain Barré (SGB): incidencia de 1.4 en mujeres expuestas frente a 0.4 por 100.000 en no expuestas, lo que supone un hazard ratio ajustado de 3.78 (IC 95%: 1.79-7.98). Esta asociación persistió tras numerosos análisis de sensibilidad y era más llamativo en los primeros meses tras la vacunación, sin significación estadística a partir de los doce meses tras la vacunación. Estos datos implican que bajo la hipótesis de una asociación causal, correspondería a 1.2 casos de SGB atribuibles a la vacuna VPH por cada 100.000 jóvenes vacunadas. Los autores concluyen que sus hallazgos son tranquilizadores respecto a la mayoría de las condiciones autoinmunes estudiadas, pero se detectó un aumento aparente de SGB que puede ser debido al azar lo que implica llevar a cabo nuevos estudios a ese respecto. Por otra parte, los resultados no apoyan una asociación causal entre la vacuna VPH y la enfermedad inflamatoria intestinal.

[más información]

Artículos relacionados

Vacuna nonavalente en paciente conizada con infección por VPH 16,18,33 y 45 y previamente vacuna con tetravalente

22/09/2017

Respuesta del Experto a …

Vacuna nonavalente en paciente conizada con infección por VPH 16,18,33 y 45 y previamente vacuna con tetravalente

Pregunta

Mujer 35años, operada de CIN3 con conizac­ión feb 2017, bordes libres, legrado nega­tivo, puestas las 3 dosis gardasil antigu­a( 4 genotipos). Revi­sion citología negat­iva pero VPH 33 posi­tivo ( preconización eran genotipos 16-1­8-45) y ahora han enc­ontrado el 33. No rel­aciones sexuales des­de conización ( no nueva infección, VPH33 estaba allí aunque no detectado en pre­conización) ¿Puedo va­cunarme con gardasil 9 si ya me vacuné con la anterior garda­sil? ¿Puede ayudarme a eliminar el 33? ¿Me vale para algo vacunarme de gardasil 9?
Un saludo. Gracias

Respuesta de José Antonio Navarro (22 de Septiembre de 2017)

Las vacunas frente a VPH no son terapéuticas, lo que implica que previenen pero no eliminan la infección ya asentada. La protección con Gardasil 9 iría dirigida frente a oncotipos mucho menos frecuentes que el 16 y 18, esto es 31, 33, 45, 52 y 58. Frente al 31 se considera que Gardasil 4 oferta protección cruzada y frente al 33 y 45 ya se infectó, con lo que quedaría protegida frente a tipos “marginales”.
A día de hoy no hay pronunciamiento oficial en cuanto a administrar la vacuna nonavalente en aquellas/os que recibieron una pauta completa y con los intervalos correctos de vacuna tetravalente. Se dispone de información en mujeres de menos de 26 años previamente vacunadas con Gardasil 4, que doce meses más tarde reciben tres dosis de Gardasil 9 con una buena respuesta inmune y un buen perfil de seguridad (1).

Referencias
(1) Garland S et al. Safety and immunogenicity of a 9-valent HPV vaccine in females 12–26 years of age who previously received the quadrivalent HPVvaccine. Vaccine 2015;33:6855-64

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 3 4 5 6 7 11


Subir al menú