Etiqueta sarampión

image_pdfimage_print

Escape inmunitario de la vacuna contra el sarampión: ¿debería preocuparnos?

16/11/2019

Interesante comentario aparecido en la revista European Journal of Epidemiology en relación al incremento de casos de sarampión, a escala mundial, que aparecen en personas que han recibido dos dosis de vacuna con anterioridad.

Debido a que el 95% de los genotipos circulantes en el mundo son el B3 y D8 (la vacuna contiene el genotipo A) y a que los anticuerpos generados por esta última no neutralizan adecuadamente a los virus circulantes, los autores se plantean si los casos en vacunados son debidos a fallos secundarios de vacunación o son debidos a mutantes de escape. El distinguir entre una u otra causa conllevaría plantearse soluciones distintas: añadir dosis booster o incluir cepas vacunales mixtas en las actuales vacunas.

Los autores pertenecen a dos prestigiosos centros: Harvard School of Public Health y al Fogarty International Center de Bethesda.

 

 

 

Artículos relacionados

Vacunación temprana contra el sarampión durante un brote en los Países Bajos: disminución a corto y largo plazo en las respuestas de anticuerpos entre los niños vacunados antes de los 12 meses de edad

8/11/2019

Brinkman I, de Wit J, Smits G et al. Early measles vaccination during an outbreak in the Netherlands: short-term and long-term decreases in antibody responses among children vaccinated before 12 months of age. Journal Infectious Disease 2019;220;594-602

Estudio observacional prospectivo de cohortes realizado en Holanda a propósito de un brote epidémico de sarampión que tuvo lugar entre mayo 2013 y marzo 2014 con el objetivo de investigar la respuesta inmune humoral a corto y largo plazo al sarampión en relación con el momento de la recepción de la primera dosis de vacuna triple vírica (44 niños de 6 a 8 meses, 31 de 9 a 12 meses y 40 niños de catorce meses).

Para ello, se compararon los anticuerpos neutralizantes y su avidez en varios puntos de corte (14 meses, 14 meses más 6 semanas, 1 año y 4 años). Como datos más importantes destaca que los que recibieron la primera dosis de vacuna triple vírica antes de los doce meses de edad tenían, en el largo plazo, una disminución de los títulos de anticuerpos neutralizantes y de su avidez al compararlos con los niños que recibieron su primera dosis a la edad reglamentaria en Holanda (catorce meses).

Como dato también muy reseñable el 11.1% de los vacunados con la primera dosis por debajo de los nueve meses, los niveles de anticuerpos a los cuatro años cayeron por debajo del punto de corte subrogado de protección clínica. Como los anticuerpos específicos de la mayoría de las madres holandesas proceden de la vacunación, es muy plausible que los anticuerpos transplacentarios no influyen en las respuestas a la inmunización activa de los lactantes a partir de los seis meses de edad. Por tanto, da la impresión que la interferencia procede más de un sistema inmune inmaduro (menor número de células dendítricas y predominio de respuestas Th2).

Concluyen los autores que aunque con la vacunación precoz se obtiene protección temprana se resiente la protección a largo plazo que no se compensa con la segunda dosis de vacuna a los catorce meses. En el largo plazo, la vacunación precoz puede aumentar el número de susceptibles al sarampión.

Artículos relacionados

Las vacunas contra el sarampión protegen contra algo más que el sarampión

1/11/2019

Según dos recientes publicaciones aparecidas en las prestigiosas revistas Science y Science Immunology, el virus del sarampión no solo debilita el sistema inmune en el corto plazo sino que también deteriora la memoria inmune lo que causa que el organismo se vea en dificultades para defenderse frente a otras enfermedades. Este fenómeno, conocido como amnesia inmune, puede durar de meses a años tras la infección.

Los estudios proceden de investigadores holandeses que han analizado ciertos parámetros séricos, del tipo de las células B, en no vacunados antes y después de la exposición al virus. Por otra parte, explicaría el porqué de las infecciones secundarias tras padecer la enfermedad.

 

 

Artículos relacionados

Los casos de sarampión han aumentado un 300% en los primeros tres meses de 2019 comparado con el mismo periodo de 2018

16/10/2019

En la reciente reunión del Scientific Advisory Group of Experts de la Organización Mundial de la Salud, celebrada en Ginebra los días 8, 9 y 10 de octubre, se ha puesto de manifiesto la gran preocupación de la Institución en relación a la situación mundial del sarampión.

Los últimos datos epidemiológicos muestran que los casos han aumentado un 300% en los primeros tres meses de 2019 comparado con el mismo periodo del pasado año y la epidemia está causando decenas de miles de casos y cientos de muertes en la República Democrática del Congo, Madagascar, Filipinas y Ucrania.

Por otra parte portavoces del Grupo comentaron que la raíz del problema reside en las coberturas que aunque con la primera dosis son del 86%, descienden por debajo del 70% para la segunda.

 

 

Artículos relacionados

Duración de la inmunidad al sarampión, la rubéola y las paperas durante el primer año de vida

13/09/2019

Cilleruelo M, Fernández-García A, Villaverde S et al. Duration of immunity to measles, rubella and mumps during first yeqr of life. Vaccine E pub ahead of print May 28, 2019

Estudio observacional, descriptivo y prospectivo llevado a cabo en el hospital español de Puerta de Hierro, liderado por la Dra Cilleruelo, en pares madres-hijos entre octubre 2013 y diciembre 2014 para determinar el título y la duración de los anticuerpos frente a sarampión, rubeola y parotiditis en un grupo de madres y sus hijos durante el primer año de vida de estos últimos, para valorar un adelanto en la fecha de administración de la vacuna triple vírica en el actual esquema de vacunación español.

Se analizó una muestra de 146 pares con un seguimiento del 67.8% a los tres meses, un 52.7% a los seis meses y un 20.5% a los doce meses. La edad media de las madres en el momento del reclutamiento (parto) era de 33.1 años siendo españolas el 79.6%. Respecto al sarampión el 74.8% tenían anticuerpos con una media de 825 mUI/mL y de 1200 mUI/ml para sus hijos, aunque a los doce meses de edad todos ellos eran seronegativos. La media en las madres nacidas antes de 1981 era de 1200 y de 590 en las nacidas con posterioridad. Los títulos en sus hijos eran de 1900 para el primer periodo y de 710 para los hijos de madres nacidos con posterioridad a 1981.

En la discusión se incide que para los nueve meses ningún lactante dispone de anticuerpos frente al sarampión, independientemente de la fecha de nacimiento de la madre y proponen, por consiguiente, la valoración de la rebaja en la edad de vacunación a los nueve meses con una segunda y definitiva dosis a los 2-3 años de edad. Como limitaciones exponen el alto porcentaje de abandonos y que para la mayoría de las madres no se disponía de carnés de vacunación.

Duración de la inmunidad al sarampión, la rubéola y las paperas durante el primer año de vida

Artículos relacionados

No hay motivos que justifiquen un cambio de la estrategia ni de las recomendaciones de vacunación frente a sarampión ya establecidas

13/09/2019

Nota de prensa del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social

En relación con la vacunación frente a sarampión, y debido a la posible confusión generada como consecuencia de la disparidad de información emitida últimamente en los medios de comunicación, el Ministerio publica la presente nota informativa:

La situación epidemiológica del sarampión en España no ha variado, manteniendo el estado de eliminación desde el año 2016. Recientemente la OMS ha verificado que nuestro país continúa en estado de eliminación1 . Por tanto, no hay motivos que justifiquen un cambio de estrategia ni de las recomendaciones de vacunación ya establecidas y que son las que se recogen en el calendario común de vacunación a lo largo de toda la vida2 :

a. Durante la infancia se recomienda la administración de dos dosis de vacuna triple vírica (a los 12 meses y a los 3-4 años de vida). La población infantil mayor de 4 años que no haya recibido dos dosis de vacuna debe completar la pauta de vacunación, manteniendo un intervalo entre dosis de al menos 4 semanas.

b. Con respecto a los adultos3 , se recomienda la vacunación con dos dosis de triple vírica, con un intervalo entre dosis de al menos 4 semanas, a las personas nacidas en España a partir de 1970 que no hayan padecido la enfermedad y que no tengan historia de vacunación con dos dosis. En el caso de que el adulto hubiera recibido con anterioridad una única dosis, se administrará una segunda (manteniendo el intervalo anteriormente especificado). En las personas nacidas antes de 1970 se asume que son inmunes por haber padecido la enfermedad con anterioridad.

c. Los profesionales sanitarios que no hayan pasado la enfermedad y no estén vacunados con dos dosis frente a sarampión tienen un mayor riesgo de adquisición de sarampión que la población general. Es importante que este colectivo revise su cartilla de vacunación y proceda a la vacunación en caso necesario. No es necesaria serología previa a la vacunación ni control serológico posterior4 .

d. Debe aprovecharse cualquier contacto de las personas con el sistema sanitario para informar y actualizar el estado de vacunación. Se reitera que no estamos ante una situación de urgencia. Las personas que requieran la administración de vacunas pueden aprovechar futuras visitas rutinarias a su centro de salud para planificar la vacunación.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social agradece la coordinación y alta implicación de todos los profesionales sanitarios en todos los niveles del sistema, que aseguran las medidas de actuación más eficaces para reducir la transmisión del virus del sarampión y evitar la reemergencia de esta enfermeda

Artículos relacionados

¿Quién debe vacunarse del sarampión? Aclaración de la AEV sobre la noticia “Sanidad fija que se deben vacunar del sarampión todos los nacidos desde 1970”

1/09/2019

Ante la aparición en diversos medios de comunicación de titulares en los que se asegura que “Sanidad fija que se deben vacunar contra el sarampión todos los nacidos desde 1970”, desde la Asociación Española de Vacunología queremos aclarar que:

  1. En septiembre de 2018, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar recomendó la vacunación triple vírica, la vacunación frente a sarampión, rubeola y parotiditis, a todas las personas nacidas a partir de 1970 que no hubieran recibido 2 dosis de vacuna previamente
  2. Con posterioridad, en el Calendario de Vacunaciones para toda la Vida del año 2019,  el Ministerio de Sanidad, Bienestar y Consumo amplió esa recomendación a la población susceptible menor de 65 años. 
  3. En julio de 2019 se reitera la recomendación de septiembre de 2018 en el sentido de vacunar con dos dosis separadas con un intervalo de 4 semanas a los no vacunados previamente con dos dosis. 
  4. Por tanto, las autoridades sanitarias recomiendan la vacunación a los menores de 50 años frente al sarampión desde septiembre de 2018, aunque siempre es bueno que las sociedades científicas recordemos las recomendaciones oficiales vigentes.

En este sentido, desde la Asociación Española de Vacunología insistimos en que los adultos de 40 a 50 años únicamente se deben vacunar si no han padecido el sarampión o no se han vacunado contra el sarampión con dos dosis.

 

Artículos relacionados

Fernando Moraga: “para garantizar la inmunidad viral frente al sarampión cualquier sociedad debe contar con un 95% de cobertura vacunal”

31/08/2019

El auge del sarampión en el mundo se está convirtiendo en una de las principales amenazas para la salud global. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advirtió a principios de agosto de que la propagación de la enfermedad estaba alcanzando un ritmo vertiginoso, y hace apenas dos días certificó que Reino Unido, Grecia, Albania y República Checa habían perdido su estatus de países libres de sarampión.

“El restablecimiento de la transmisión del sarampión es preocupante. Si no se logra y mantiene una alta cobertura de inmunización en todas las comunidades, tanto los niños como los adultos sufrirán innecesariamente y algunos morirán trágicamente”, aseguró el presidente de la comisión encargada de evaluar la situación en los Estados de Región Europea de la Organización Mundial de la Salud.

Pero, ¿cuál es la situación de España en este contexto internacional? Los expertos lanzan un mensaje de confianza sobre el elevado grado de vacunación entre la población española, pero también señalan los aspectos que hay que afrontar para mantenernos mantenga a salvo de una epidemia vírica.

Para garantizar la inmunidad viral, explica Moraga Llop, cualquier sociedad debe contar con un 95% de cobertura vacunal

El pediatra y vicepresidente primero de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Fernando Moraga Llop, tiene en la cabeza todas las cifras del sarampión en España, tanto las positivas como las negativas. Para garantizar la inmunidad viral, explica Moraga Llop, cualquier sociedad debe contar con un 95% de cobertura vacunal; en España, esta cifra se alcanza en la primera dosis de la vacuna contra el sarampión administrada a los doce meses de edad –en realidad, se trata de la triple vírica que protege frente a la rubéola, el sarampión y las paperas–. Los últimos datos de 2018 sobre la primera dosis muestran un buen promedio del 97,1% entre todas las autonomías.

Es la reinyección de la vacuna la que se queda a un punto de satisfacer este estándar: tan solo el 94,1% de los niños españoles son vacunados a los tres  o cuatro años (la edad varía en función de la comunidad autónoma). “Hay comunidades con la segunda dosis en el 85%, la que tiene menos es Canarias. En total, hay nueve comunidades que no llegan al 95%”, indica el portavoz de la AEV.

Pese a que se ha avanzado en un punto respecto a 2017 –cuando la segunda administración tenía una cobertura del 93,1%–, este dato no es halagüeño. “La disminución de las coberturas vacunales no solo tiene un efecto directo en la persona vacunada, sino que afecta de forma indirecta a aquellas personas que no se han podido vacunar o que no quieren hacerlo”, advierte Moraga.

Fernando Moraga Llop, que es pediatra de oficio, destaca también la excelente labor de los médicos infantiles: “gracias a ellos se siguen manteniendo unas buenas coberturas”.

Para las nuevas generaciones, las épocas en que se producían importantes epidemias de sarampión solo pueden conocerse a través de las hemerotecas. Hasta la introducción de la vacuna contra el sarampión en 1963, cada dos o tres años se producían dos millones de muertes anuales por esta enfermedad. Sin embargo, la vacuna logró reducir esta cifra de forma espectacular, sobre todo en los países más desarrollados.

Medio siglo más tarde, una enfermedad que se creía desterrada ha vuelto a resurgir. En lo que va de año, EE.UU. ha registrado 1.1215 casos, su peor cifra desde 1992. En 2018, Reino Unido reconoció 991 casos; en Francia, hubo 2.913 casos el año pasado; Italia ya lleva 557 casos en 2019.

Frente a este panorama, España puede presumir de mantener bajo control los casos locales de sarampión: en lo que va de año, se han contabilizado 233 personas con síntomas, muy lejos de los diagnósticos de nuestros vecinos. Asimismo, el Ministerio de Salud confirmó que todos se tratan de casos importados o secundarios.

Moraga apuesta por la prohibición de cualquier actividad que favorezca la no vacunación

Fernando Moraga Llop, vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología, también prefiere actuar “por las buenas” en un primer momento. Sin embargo, Moraga sí se muestra más preocupado por la desinformación que promueve el movimiento antivacunas, por lo que propone que “la autoridad sanitaria prohíba cualquier actividad pública que favorezca la no vacunación”.

Como indica Moraga Llop, el peligro de estos colectivos es doble, tanto para sí mismos como para las personas que les rodean, empezando por sus hijos. De hecho, ya se han producido dos sentencias en 2019 –una en un juzgado de Vigo y otra en un juzgado de Barcelona– que obligan a la vacunación infantil para no poner en riesgo al resto de menores en contacto con el niño sin vacunar. Y es que las vacunas son de ida y vuelta: protegen a su portador tanto como a su entorno.

 

Fuente: CatalunyaPress

Artículos relacionados

Reino Unido pierde el estado de ‘libre de sarampión’

22/08/2019

 

La OMS retira a Reino Unido el status de “libre de sarampión”

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha retirado al Reino Unido el status de estar libre de sarampión, justo dos años después de haber recibido la distinción. La institución Public Health England ha determinado que la transmisión de la enfermedad se ha reestablecido tras registrar 991 casos confirmados en 2018 entre Inglaterra y Gales, aislando la misma cepa en ese año y en 2017. Aunque la cobertura para la primera dosis supera el 95%, para la segunda no se sobrepasa el 87.4%. Las Autoridades piensan que los actuales brotes en otros países europeos y el riesgo asociado a los viajeros no vacunados, están detrás del resurgimiento del sarampión en el Reino Unido.

Simultáneamente, la OMS ha anunciado que a nivel mundial en los primeros seis meses de 2019 se han registrado más casos de sarampión que en cualquier otro año desde 2006, siendo Ucrania, Madagascar y la República Democrática del Congo los países que han reportado un mayor número de casos. Por lo tanto, considerando la incidencia actual de esta enfermedad y las tendencias en las coberturas de vacunación, la eliminación del sarampión en las diferentes regiones de la OMS se encuentra seriamente amenazada: recordemos que el Plan de Acción Mundial sobre Vacunas que la Asamblea Mundial de la Salud aprobó en 2012, proyectó su eliminación en cuatro de las regiones para 2015 y en cinco de las mismas para 2020.

En contrapartida a esta noticia, España viene obteniendo desde 2016 la verificación de país libre de transmisión endémica de sarampión (en el caso de la rubéola, desde 2015). En lo que va de 2019, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS) ha confirmado 233 casos de sarampión en nuestro país (período comprendido entre el 1 de enero y el 21 de julio de 2019), siendo todos ellos, casos importados o secundarios a éstos. A través de una nota de prensa, el MSCBS ha querido agradecer la coordinación y alta implicación de los profesionales sanitarios del Sistema Nacional de Salud, así como el trabajo coordinado de todas las Comunidades Autónomas en este cometido, destacando también, la labor que el Sistema de Vigilancia Epidemiológica realiza en la detección temprana de los casos y en la implementación de las medidas de control necesarias que garantizan la interrupción de la transmisión de esta enfermedad.

Sarampión en Inglaterra

Los casos de sarampión en EE. UU.   superan los 1.200, y Reino Unido pierde el estado de ‘libre de sarampión’

 

Artículos relacionados

Brote de sarampión en el área urbana de Gotemburgo, Suecia, de 2017 a 2018: baja carga viral

2/08/2019

Sundell N, Dotewall L, Sansone M et al. Measles outbreak in Gothenburg urban area, Sweden, 2017 to 2018: low viral load in breakthrough infections. Euro Surveill.2019;24(17):pii=1900114

A raíz de un brote de sarampión en el área urbana de Gotenburgo (Suecia) acaecido entre diciembre 2017 y enero 2018, los autores plantean un estudio para conocer la carga de ARN vírico en nasofaringe y la clínica entre los casos naive (ni vacunados ni antecedentes de enfermedad) y los casos breakthrough (en aquellos que fueron vacunados previamente con al menos una dosis de triple vírica) en los casos diagnosticados mediante técnicas de PCR en nasofaringe, orina o suero.

Adicionalmente diseñan una herramienta para clasificar los casos al objeto de que sirva de guía para la búsqueda de casos y para el control de la infección basada en la historia previa de vacunación y en la presencia de niveles detectables de IgG específica en suero de fase aguda. Se confirmaron 28 casos de sarampión con una media de 32 años, doce fueron clasificados como naive y dieciséis como breakthrough. Con la clasificación provisional llegaron a identificar a catorce de estas últimas. Respecto a la clínica la única deferencia entre ambos grupos fue que los naive tenían un rash generalizado y clínica de enfermedad grave y con mayor carga vírica en nasofaringe y en la orina y mayor intensidad de la tos, aunque en cinco de las breakthrough las PCR fueron negativas en orofaringe pero con alta avidez de la IgG. Estas últimas no contagiaron a otros contactos.

Los autores proponen diferenciar ambos grupos mediante la determinación de la IgG al inicio del exantema y circunscribir el estudio de contactos en las breakthrough a los contactos domiciliarios y a los inmunodeprimidos.

Brote de sarampión en el área urbana de Gotemburgo, Suecia, de 2017 a 2018: baja carga viral 

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 11


Subir al menú