Etiqueta sarampión

image_pdfimage_print

Actitud vacunal en recepción de primera dosis de vacuna antisarampionosa a los diez meses de vida

15/07/2020

Respuesta del Experto a …
Actitud vacunal en recepción de primera dosis de vacuna antisarampionosa a los diez meses de vida

Pregunta

Adolescente mujer de 12 años de edad inmunizada en Alemania frente a sarampión, rubeola, paroritidis y varicela con la vacuna Priorix Tetra, ha recibido dos dosis de la citada vacuna. Una primera dosis a los 10 meses de edad y una segunda dosis 9 semanas después. Para asegurar la protección frente a dichas enfermedades, sería conveniente administrar una tercera dosis. Gracias.

Respuesta de José Antonio Navarro (15 de Julio de 2020)

Buen día.
La respuesta, a priori, no es sencilla
De acuerdo con las recomendaciones del Scientific Advisory Group of Experts de la WHO (1), una dosis de vacuna antisarampionosa administrada a los menores de nueve meses debe considerarse como una dosis “suplementaria” , por lo que para disponer de una protección óptima se precisan dos dosis adicionales. Aún así, la avidez de los anticuerpos a los tres años de edad es menor en los que recibieron la primera dosis entre los 9 y 12 meses, respecto de los que la recibieron a los catorce meses (2).
A efectos prácticos y teniendo en cuenta que la segunda dosis la recibió nueve semanas más tarde, lo consideraría como bien vacunada. No obstante, en el caso de aparición de algún caso o brote epidémico de sarampión en su entorno, o viaje a zona de riesgo, valoraría la administración de una tercera dosis.
Respecto a la varicela, suponemos que habrá recibido hasta los doce años un importante número de boosters exógenos que habrán estimulado las células de memoria.

Referencias
1 Lochlainn L. et al Immunogenicity, effectiveness, and safety of measles vaccination in infants younger than 9 months: a systematic review and meta-analysis. 2019;19:1246-1254
2 Brinkman I et al. Early Measles Vaccination During an Outbreak in the Netherlands: Short-Term and Long-Term Decreases in Antibody Responses Among Children Vaccinated Before 12 Months of Age. J Infect Dis 2019;220:594-602

Artículos relacionados

México confirma 124 casos de sarampión, y se están investigando otros casos

29/04/2020

La Organización Mundial de la Salud ha alertado sobre la epidemia de sarampión que está azotando a México. Desde comienzos de año 1364 casos de han considerado como probables de los que se han confirmado 124 con edades comprendidas entre los tres meses y los 68 años con una media de veinte. La mayoría se han registrado en la capital federal. De los confirmados solo el 14% disponía de documentación de vacunación previa. A la vista del inicio de síntomas propios de la enfermedad, se espera que en las próximas semanas aumente exponencialmente el número de casos confirmados. Los motivos aducidos por la OMS para este brote epidémico son oportunidades perdidas para la vacunación, problemas de acceso a los servicios de vacunación, limitaciones de agenda y falta de stocks de vacunas.

 

Artículos relacionados

Dramática situación del sistema sanitario de la República Democrática del Congo, que se enfrenta a la detección y expansión de Covid-19

6/04/2020

En un reporte de UNICEF, fechado el 31 de marzo, se expone la dramática situación del sistema sanitario de la República Democrática del Congo duramente golpeado como consecuencia de las epidemias de sarampión y de cólera que han matado a miles de niños, a las que se une la reciente detección y creciente expansión del COVID-19.

UNICEF alerta de que los esfuerzos realizados en el este del país para contener el virus Ébola han distraído recursos humanos y económicos para otras enfermedades endémicas. Se estima que 3.3 millones de niños carecen de las más básicas necesidades vitales y 9.1 millones requieren asistencia humanitaria. Las cifras hablan por sí solas: 16.5 millones de casos de malaria en 2019, 332.000 casos de sarampión entre 2019 y 2020 y 540 fallecidos en 2019 como consecuencia del cólera.

La Agencia emplaza a los donantes internacionales a apoyar económicamente los proyectos de vacunación y de higiene.

  • Dramática situación del sistema sanitario de la República Democrática del Congo, que se enfrenta a la detección y expansión de Covid-19
    
    

https://www.unicef.org/press-releases/children-democratic-republic-congo-risk-killer-measles-cholera-epidemics?utm_source=miragenews&utm_medium=miragenews&utm_campaign=news

 

Artículos relacionados

Efecto de la edad en la vacunación sobre la efectividad y la inmunogenicidad de la vacuna contra el sarampión: revisión sistemática y metanálisis

31/03/2020

Una revisión sistemática y meta-análisis de la literatura científica comprendida entre 1964 y 2017 para evaluar el efecto de la edad de administración de la primera dosis de la vacuna frente al sarampión, entre los 6 y los 15 o más meses, en la protección frente a la enfermedad tras una o dos dosis de vacuna.

Comprobaron que en niños cuyas madres padecieron el sarampión, la menor edad de vacunación se asocia con una menor protección incluso tras una segunda dosis. Para los niños de madre vacunada no está claro el efecto de rebajar la edad de recepción de la primera dosis de vacuna en un esquema de vacunación que incluya dos dosis.

Abogan para que en esquemas de dos dosis de vacuna la edad de la primera dosis no sea muy precoz para poder conservar el nivel de inmunidad poblacional necesario para mantener la eliminación del sarampión.

 

Artículos relacionados

Consecuencias de la no vacunación: brote de sarampión, ciudad de Nueva York, 2018-2019

12/03/2020

Un estudio llevado a cabo a raíz del brote de sarampión en la ciudad de Nueva York, que comenzó en septiembre de 2018 y finalizó en julio de 2019, ha concluido que los costes directos causados por el brote ascendieron a 8.4 millones de dólares al tener en cuenta las hospitalizaciones (7.6%), los ingresos en cuidados intensivos, las dosis de vacuna y de inmunoglobulina y los costes del 7% de los miembros del Department of Health and Mental Hygiene de la ciudad involucrados en la respuesta.

El brote surgió tras la llegada de un niño procedente de Israel, afectó a 649 personas de los que el 83.4% pertenecían a la comunidad judía ultraortodoxa y el 85.8% de los casos no habían recibido ninguna dosis de triple vírica.

En unos comentarios al margen, cuatro primeras espadas de la Vacunología de los Estados Unidos, K Edwards, A Gershon, W Orenstein y W Shaffner, apuntan como causas del rechazo a la vacunación la oposición a las “big pharma”, el miedo a perder el control de las vidas de sus hijos y el no confiar en las autoridades. Ambos artículos se han publicado en The New England Journal of Medicine.

 

 

Artículos relacionados

La cambiante epidemiología global del sarampión, 2013–2018

7/03/2020

Un estudio publicado en la edición on line de The Journal of Infectious Diseases por investigadores de la Organización Mundial de la Salud, ha analizado las razones por las que piensan han aumentado los casos de sarampión en el mundo desde 2013.

Han recogido datos de vigilancia de la enfermedad, del Banco Mundial y de las estimaciones nacionales de coberturas de vacunación.

Encontraron que la incidencia anual para 2018 fue de 46 casos por millón y de los 899.800 casos el 45% nunca había recibido vacuna antisarampionosa. Curiosamente la edad de los afectados aumentaba a medida que el país disponía de mayor renta per capita y de programas de vacunación más sólidos de modo que la mayoría de los casos en las personas de 15 o más años no estaban vacunados o lo estaban insuficientemente.

Artículos relacionados

Niveles de anticuerpos contra el sarampión en lactantes

6/03/2020

Science M, Savage R, Severini A. Measles antibody levels in young infants. Pediatrics 2019,144:e20190630

Estudio poblacional llevado a cabo en el Hospital for Sick Children de Ontario para conocer la susceptibilidad al sarampión en los menores de un año en función de la edad (0 a 30 días, 31 a 60, 61 a 89, 90 a 119, 4 meses, 5 meses, 6 a 9 meses y 9 a 11 meses), para comprobar la hipótesis de que la inmunidad al sarampión en un país en vías de su eliminación, decaerá en los primeros seis meses de vida debido a que la inmunidad generada por el padecimiento de la enfermedad natural es menos potente que la obtenida tras la vacunación.

Los análisis los hicieron con la técnica de neutralización en placas por ser la más sensible disponible actualmente. Incluyeron 196 lactantes con edad media materna de 32 (18-47). En el análisis univariante la proporción de niños susceptibles aumentó a medida que aumentaba la edad. Curiosamente la susceptibilidad en los lactados al pecho fue inferior que en los de fórmula.

En la regresión logística el riesgo de susceptibilidad era más del doble por cada mes que aumentaba la edad del lactante, de manera que para una madre de 32 años la probabilidad de susceptibilidad de su hijo al mes era de 0.31 que llegaba a 0.97 a los seis meses, edad en la cual virtualmente todos los niños eran susceptibles.

Para obviar el gap de pérdida de protección y edad de la primera dosis, proponen tres potenciales consideraciones: a) estrategias infantiles, b) estrategias maternales, y c) estrategias en salud pública (mantener altas coberturas de vacunación con dos dosis). Una editorial acompañante de W Orenstein recalca esta última estrategia.

El problema surgiría en el qué hacer con los menores de seis meses en caso de brote: serología si es rápida o directamente considerarles susceptibles y receptores de inmunoglobulinas postexposición.

Artículos relacionados

Inmunogenicidad a largo plazo de la vacuna contra el sarampión: un estudio de cohorte retrospectivo italiano

20/02/2020

En un estudio retrospectivo de cohortes llevado a cabo en estudiantes de medicina y en residentes hospitalarios de la Universidad de Bari (Italia), se ha puesto de manifiesto que alrededor del 15% de los que recibieron dos dosis de vacuna triple vírica en el segundo año y entre los cinco y los seis años de vida carecían de títulos protectores frente al sarampión a la edad media de 21 años. De los negativos, el 93.4% respondieron a una tercera o cuarta dosis de vacuna.

A pesar de que no se existe recomendación sobre la realización de estas pruebas en  personas correctamente inmunizadas (en particular, trabajadores sanitarios), los autores de este trabajo abogan por un screening de sarampión en sanitarios en formación que hubieran sido correctamente vacunados en la infancia como estrategia para minimizar los fallos vacunales primarios y secundarios. Los resultados se han publicado en The Journal of Infectious Diseases.

 

 

 

Artículos relacionados

Una revisión de las estimaciones de los costos del brote de sarampión de los EE. UU. en la era posterior a la eliminación (2004-2017): estimaciones por perspectiva y tipo de costo

15/02/2020

Un artículo aparecido en la edición on line de Clinical Infectious Diseases firmado por personal de los CDC ha estimado, con carácter conservador, que la epidemia de sarampión de 2019 en los Estados Unidos que afectó a 1282 personas, ha costado 42 millones de dólares. El coste medio por cada caso alcanzó los 32.805 dólares y 223 cada estudio de contactos.

La cantidad estimada no incluía los costes directos ni las pérdidas en productividad. Los autores resaltan la importancia de los datos desde la perspectiva de la salud pública debido al reciente repunte del sarampión y a las restricciones presupuestarias que están experimentando muchos departamentos locales de salud de ese país.

 

Artículos relacionados

Escape inmunitario de la vacuna contra el sarampión: ¿debería preocuparnos?

14/02/2020

Yang L, Grenfell B, Mina M. Measles vaccine immune escape: should we be concerned? Eur J Epidemiology 2019;34:893-896

Comentario a un artículo aparecido en la misma revista en la que se aborda el tema de los virus mutantes de sarampión que actualmente circulan en el mundo y que abren el interrogante de si es preciso reevaluar si la asunción clásica de un único serotipo vacunal sigue siendo válida. Siguen acumulándose casos de sarampión en personas con dos dosis de vacuna que hacen plantearnos si el virus del sarampión es realmente monotípico.

Las evidencias actuales apuntan a que el genotipo vírico B3 que junto al D8 supusieron en 2018 el 95% de los aislamientos mundiales se ven menos neutralizados por las vacunas comercializadas que contienen el genotipo A. Por tanto, la pregunta clave es si los casos en personas que han recibido dos dosis de vacuna corresponden a un fallo secundario de vacunación o a un mutante de escape. Esta pregunta llevaría a actuar de manera distinta: administrar más dosis de recuerdo o desarrollar una nueva vacuna conteniendo cepas mixtas del virus. En cualquier caso un análisis de los autores no publicado aun no apoya que exista una tendencia descendente en la protección en el tiempo, tras la recepción de dos dosis de vacuna.   Incluso se plantea si el genotipo B3 tiene un número reproductivo básico superior al del A, que ya per se es uno de los patógenos más transmisibles que infectan a humanos.

Los autores plantean incluir en la vigilancia no solamente el estado de vacunación sino también el genotipo causal. Concluyen que es de importancia crítica que debemos permanecer vigilantes y estar abiertos a nuevos paradigmas.

Artículos relacionados

1 2 3 13


Subir al menú