Etiqueta sarampión

image_pdfimage_print

Vaccination campaign at a temporary camp for victims of the earthquake in Lorca (Spain)

19/06/2017

Pérez-Martín J, Romera F, Molina Y, Bernal-González P, Navarro-Alonso J. Human Vaccines and Immunotherapeutics, published on line 5 April 2017

En mayo de 2011 dos terremotos sacudieron la ciudad de Lorca lo que obligó a realojar en barracones prefabricados a 1.424 víctimas, de las que el 86.2% eran inmigrantes de 25 nacionalidades distintas (predominaron los de Africa del norte y latinoamericanos). Tres días más tarde del realojo se detectaron cuatro casos de varicela en niños, por lo que al ser una enfermedad altamente transmisible y por la posibilidad de la existencias de bolsas de susceptibles a la enfermedad al proceder de países con baja transmisión en la infancia, se desplazaron efectivos del Programa de Vacunaciones de Murcia para revisar los antecedentes, el estado de vacunación y evaluar la vacunación frente a varicela y frente a sarampión (en ese momento estaban en curso algunos brotes de esta infección en Comunidades Autónomas próximas). Fueron chequeados 1.041 residentes de los que recibieron alguna vacuna el 74.9% (780). 523 fueron vacunados frente a varicela y con triple vírica, 133 con triple vírica aislada y 124 solo frente a varicela. Un dato interesante fue que el 93.6% de los individuos estaban dados de alta en la base de datos poblacional y de vacunas de la Comunidad Autónoma, llegando al 100% en los menores de doce meses. Tras la intervención se registraron cuatro casos de varicela de los que solo uno podría haber sido evitado. No se contabilizó ningún caso de sarampión. El coste de la intervención ascendió a 38.100 euros, incluyendo vacunas y personal (7 enfermeras, 4 auxiliares y 2 médicos). Los autores se congratulan por el éxito de la intervención a pesar del poco tiempo del que se dispuso para la planificación de las actividades y enfatizan en la importancia de disponer de mediadores culturales para facilitar las actividades de captación.

[más información]

Artículos relacionados

Large measles epidemic in The Netherlands, May 2013 to March 2014: changing epidemiology

17/03/2017

Woudenberg T, van Binnedijk R, Wallinga J, de Melker H, Ruijs W et al. Euro Surveill.2017;22(3):pii=30443

Holanda ha experimentado varios brotes de sarampión desde 1992 (1992-94, 1998-2000 y una última en 2013-14). Los autores describen este último brote que comenzó en mayo de 2013 con dos niños no vacunados que acudían a una escuela protestante ortodoxa. Esta comunidad religiosa representa el 1% de la población total del país y tienen coberturas de triple vírica de alrededor del 60%, aunque variables según la parroquia. La mayoría de sus seguidores habitan en la denominada cinturón bíblico que se extiende de noroeste al sudoeste del país. La epidemia se extendió hasta el 12 de marzo de 2014 y concluyó con 2.766 casos. La mayoría de los casos (94%) no estaban vacunados por motivos religiosos o antroposóficos. La edad media fue de 10 años con un rango de 0 a 68 años, aunque la mayoría tenían entre los 4 y 17 años. El análisis génico clasificó a la cepa causante como D8. El 11% tuvieron complicaciones, siendo las más frecuentes la neumonía y la otitis media, especialmente en los de menos de 4 y más de 40 años. Precisaron hospitalización el 7%, generalmente por neumonía o diarrea/deshidratación. 19 sanitarios contrajeron la enfermedad en el trabajo de los que dos habían nacido antes de 1965 y no estaban vacunados. El coste del brote epidémico se estimó en 3.9 millones de euros. Debido a las bajas tasas de declaración en la epidemia de 1999-2000, los autores piensan que en este brote de 2013-14 podrían haberse infectado unas 30.000 personas. Es por ello que teniendo en cuenta la incidencia de panencefalitis esclerosante subaguda, esperan hasta tres casos de esa complicación postsarampionosa en las próximas dos décadas.

[más información]

Artículos relacionados

Many inflammatory bowel disease patients are not immune to measles or pertussis

4/11/2016

Cleveland N, Rodriguez D, Wiehman A. Pan I, Melmed G et al. Dis Dis Sci 2016;61:2972-2976

Estudio retrospectivo en 122 pacientes diagnosticados de enfermedad inflamatoria intestinal (EII) en la Universidad de Chicago entre febrero y mayo de 2015 con la hipótesis de partida de que muchos de ellos no son inmunes a sarampión o tosferina. De los pacientes 77 tenían enfermedad de Crohn y 45 colitis ulcerosa con una edad media de 39 años (19 a 76 años). El 47% estaban en tratamiento inmunosupresor (inmunomoduladores) y el 43% lo estaban con inmunoglobulinas biológicas. El 83.6% eran inmunes para sarampión existiendo una asociación de menores títulos antisarampionosos con una duración mayor de la enfermedad y con una mayor edad de los enfermos. El 60.4% no eran inmunes a tosferina. El 72% proporcionaron la historia de vacunación con el 70% y el 68% refiriendo vacunación durante la infancia para sarampión y tosferina, respectivamente. El 85% y el 30% de los que refirieron vacunación antisarampionosa o antitosferinosa eran inmunes, respectivamente. Los autores piensan que es el primer studio que evalua la inmunidad en pacientes con EII y encontraron que un número significativo de ellos no tenían inmunidad frente al sarampión y que una mayoría tampoco la tenían para la tosferina. Por otra parte sus hallazgos añaden importante información acerca de la vacunación y de la seguridad de las terapias. Como limitaciones destacan que es un estudio observacional en pacientes de un hospital terciario y que no fueron capaces los autores de evaluar la relación entre las terapias inmunosupresoras o la actividad de la enfermedad con la inmunidad.

[más información]

Artículos relacionados

Sanitario con serología negativa a parotiditis tras dos dosis de vacuna triple vírica

27/10/2016

Respuesta del Experto a …

Sanitario con serología negativa a parotiditis tras dos dosis de vacuna triple vírica

Pregunta

¿A qué trabajadores sanitarios podemos considerar inmunes para la parotiditis?.
Dado que pueden estar en contacto con casos: ¿Qué hacemos con los que tienen serología IgG negativa? ¿ Y los que tienen 1 ó 2 dosis documentadas y siguen teniendo serología IgG negativa?. Muchas gracias.

Respuesta de José Antonio Navarro (26 de Octubre de 2016)

Un sanitario se considera bien vacunado frente a la parotiditis con dos dosis de vacuna triple vírica. Dado que no es muy alta la sensibilidad de las pruebas serológicas comerciales para parotiditis, y que se desconoce el valor sérico de IgG correlato de protección, no se considera oportuno realizarla tras la vacunación.
En el caso de que un sanitario haya recibido dos dosis constatadas de vacuna y la serología es negativa o indeterminada para parotiditis, no se recomiendan dosis adicionales de vacuna y deben de considerarse inmunes(1).

Referencias

(1) Shefer A et al. Immunization of Health-Care Personnel. Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR 2011;60:7

Artículos relacionados

Estimating the Number of Measles-Susceptible Children and Adolescents in the United States Using Data From the National Immunization Survey-Teen (NIS-Teen)

12/09/2016

Bednarczyk RA, Orenstein WA, Omer SB. Am. J. Epidemiol 2016; 184 (2): 148-56.

A pesar de las altas coberturas vacunales con vacuna triple vírica alcanzadas en EEUU, periódicamente se producen brotes de sarampión que tienen como caso índice un caso importado. Anualmente se acumulan individuos susceptibles frente a la enfermedad, esta inmunidad frente al sarampión entre la población joven en EEUU se alcanza fundamentalmente por la vacunación. El objetivo del trabajo es estimar el número de susceptibles a sarampión entre la población de 17 años y menos.
El trabajo usa la encuesta nacional de vacunación (años 2008-13) para estimar el número de niños y adolescentes (hasta 17 años) susceptibles al sarampión, para ello tiene en cuenta la cobertura vacunal, la efectividad vacunal, la protección por los anticuerpos maternos en menores de 1 año y la posible pérdida de inmunidad asociada a tratamientos inmunosupresores.
Aproximadamente el 12,5% de los niños y adolescentes estadounidenses son susceptibles a sarampión con los mayores niveles de susceptibilidad entre los Los autores concluyen que estos datos refuerzan la necesidad de alta cobertura vacunal para apoyar la protección de grupo y prevenir un posible restablecimiento de la transmisión local del sarampión en Estados Unidos. Los datos de susceptibilidad en niños en edad escolar (8%) justifican la eliminación de la trasmisión local desde el año 2000, sin embargo el alto número de susceptibles posibilitaría la producción de grandes brotes de la enfermedad.
Interesante trabajo que podría ser reproducido a nivel local para aportarnos datos sobre el riesgo de brotes de sarampión en las diferentes comunidades.

[más información]

Artículos relacionados

Outbreak of a new measles B3 variant in the Roma/Sinti population with transmission in the nosocomial setting, Italy, November 2015 to April 2016

31/07/2016

Filia A, Amendola A, Faccini M, Del Manso M, Senatore S, Bianchi S et al. Euro Surveill.2016;21(20):pii=30235

Descripción de un brote de sarampión acaecido entre noviembre de 2015 y abril de 2016 en población gitana del norte de Italia. Uno de los clusters apareció en un asentamiento de Milán (Lombardía) con 43 casos de los que 40 eran de etnia gitana y tres eran inmigrantes de Africa y Asia. La edad media fue de cuatro años y 39 no habían recibido ninguna dosis de vacuna. Se confirmaron 27 casos y doce presentaron complicaciones (neumonía, diarrea y otitis media). El otro cluster apareció en Parma y Piacenza (Emilia Romagna) con transmisión mayoritariamente nosocomial. El primero se inició con un caso en un adulto no vacunado empleado en un área próxima al campamento de gitanos de Milán y que estaba de visita en Parma. Fue hospitalizado por fiebre desde donde se expandió la enfermedad a sanitarios y a familiares de pacientes. La edad media fue de 37 años. El brote de Piacenza se originó en un sanitario que fue hospitalizado transmitiéndose a otros sanitarios y a ambientes extrahospitalarios. En este las complicaciones fueron frecuentes (neumonía con insuficiencia respiratoria, queratoconjuntivitis, pericarditis, trombocitopenia y Guillain Barré y al edad media fue de 40 años. Se analizaron genotípicamente 14 virus entre los tres brotes confirmándose al causante de los brotes como una nueva variante B3.1. Esta variante también se detectó en España, Alemania y el Reino Unido entre agosto y septiembre del pasado año, y en Rumanía en enero de 2016. Los autores recalcan las brechas inmunitarias existentes en las poblaciones de estas etnias y especialmente en los sanitarios italianos.

[más información]

Artículos relacionados

A systematic review of human-to-human transmission of measles vaccine virus

11/07/2016

Greenwood K, Hafiz R, Ware R, Lambert S. Vaccine 2016;34:2531-2538

Revisión sistemática de la literatura desde 1963 hasta marzo de 2016 para tratar de identificar cualquier dato disponible acerca de la trasmisión del virus vacunal del sarampión entre humanos. Analizaron 773 artículos para incluir/excluir del estudio. Los autores no encontraron evidencias de detección del virus vacunal de genotipo A asociado estrictamente a la vacunación, pero sí identificaron dos casos, en 1988 y 2013. Uno de sarampión en contacto inmunodeprimido de vacunado aunque no se pudo genotipar el virus, y un segundo de vacunación de inmunodeprimido con síntomas clásicos de sarampión y con excreción del virus en orina, nasofaringe y garganta aunque sin transmisión a terceros, también no genotipado. Desde 1985 no se dispone de reportes de virus vacunal de muestras clínicas involucradas en la transmisión a un contacto próximo susceptible. Coincidendo con varios brotes epidémicos en países de alta renta se practicó caracterización genética y todos los casos identificados de sarampión se etiquetaron como de genotipos salvajes ya que ninguno pertenecía al genotipo A de la vacuna. Por otra parte las series de casos han revelado enfermedad sarampionosa asociada con la vacunación pero sin transmisión del virus vacunal.

[más información]

Artículos relacionados

Measles outbreak in a refugee settlement in Calais, France: January to February 2016

23/05/2016

Jones G, Haeghebaert S, Merlin B, Antona D, Elmouden M, Battist F et al. Euro Surveill. 2016;21(11):pii=30167

En enero de 2016 se declararon dos casos de sarampión en un campo de refugiados de Calais (Francia), siendo el caso índice un varón de 30 años que llevaba un mes viviendo en el campamento y que comenzó con síntomas el día 5 del mes. El segundo caso era un voluntario de 20 años que trabajaba en ese lugar. Entre el 5 de enero y el 11 de febrero se confirmaron trece casos. De ellos, nueve eran refugiados y cuatro eran voluntarios. El campo contaba con 3.500 refugiados, con 96% de varones y edad media de 25 años. La edad de los casos osciló de 9 a 46 años y diez casos precisaron hospitalización. No se dispuso de carnés de vacunación de diez casos. De los tres sanitarios voluntarios, uno no estaba vacunado y dos habían recibido dos dosis de vacuna en los noventa. El genotipo de los casos fue el B3. El 19 de febrero se decidió vacunar a todos los menores de 35 años, tuviendo lugar la campaña entre el 28 de enero y el 5 de febrero. Se utilizó la vacuna triple vírica y el sarampión monovalente en los de seis a doce meses y en mujeres en edad fértil. 2.051 aceptaron la vacunación y no se observaron casos adicionales de sarampión desde el 11 de febrero. Los autores piensan que el origen estuvo en alguno de los numerosos voluntarios del asentamiento con un inadecuado estado de vacunación. Recalcan los autores la necesidad de chequear el estado vacunal de los cooperantes y de los sanitarios que pudieran atender a los refugiados.

[más información]

Artículos relacionados

Association between vaccine refusal and vaccine-preventable diseases in the United States. A review of measles and pertussis

16/05/2016

Phadke V, Bednarczyk R, Salmon D. JAMA 2016;315:1149-1158

Con el objetivo de mejorar la comprensión de la asociación entre los rechazos, retrasos y exenciones a la vacunación y la epidemiología del sarampión y tosferina en los Estados Unidos, los autores revisan las bases de datos (PubMed) hasta el mes de noviembre de 2015, buscando artículos de brotes epidémicos de sarampión (desde 2000) y de tosferina (desde 1977) y de riesgo de enfermedad en el contexto de retraso o exenciones en la vacunación. En los 18 estudios identificados en relación al sarampión se incluyeron 1.416 casos de los que el 56.8% no tenían historia de vacunación frente a la infección. De los 970 casos con datos detallados de vacunación, 574 no habían recibido la vacuna a pesar de ser elegibles y 405 de ellos tenían exenciones no médicas (religiosas o filosóficas). En cuanto a los brotes de tosferina identificaron 32 reportes que incluían a 10.609 personas con datos de vacunación de las que entre el 24% y el 45% estaban no vacunadas o lo estaban de manera insuficiente. No obstante también se constataron epidemias en poblaciones con altas coberturas de vacunación, lo que habla a favor de un waning inmunitario. En nueve reportes de doce brotes se obtuvieron datos de vacunación. En ocho entre el 59% y el 93% de los casos no vacunados lo estaban intencionadamente.
Una editorial acompañante describe tres oportunidades para mejorar la inmunidad poblacional. Los Estados permisivos con las exenciones deben de ser más estrictos, los esfuerzos de vacunación deben centrarse en ajustar los intervalos recomendados entre dosis para reducir el waning postvacunal o desarrollar vacunas nuevas de inmunidad más duradera, y en tercer lugar la política actual sobre los rechazos a vacunar debería ampliarse a la vacunación del adulto.

[más información]

Artículos relacionados

Reduced All-cause Child Mortality After General Measles Vaccination Campaign in Rural Guinea-Bissau

17/11/2015

Fisker AB, Rodrigues A, Martins C, Ravn H, Byberg S, Thysen S et al. Pediatr Infect Dis J 2015; 34(12): 1369-76.

El objetivo del estudio es medir el efecto de la vacuna del sarampión sobre la mortalidad por todas las causas así como calcular el número de niños necesarios a vacunar para evitar una muerte.

El proyecto de Salud Bandim (BHP) sigue a niños de 0 a 4 años en el medio rural de Guinea-Bissau; en éste país se realizó una campaña de vacunación frente al sarampión en 2006 (mayo) que tenía como población diana los niños de 6 meses a 15 años; se tomaron variables demográficas y de salud que podían influir para ajustar por ellas; el calendario vacunal del país contempla la vacunación frente sarampión a los 9 meses (coberturas del 90%) por lo que una parte de los niños recibieron la segunda dosis de vacuna frente al sarampión durante la campaña. Se comparó la mortalidad de niños de 6 a 59 meses durante el año posterior a la campaña con la mortalidad en el mismo grupo de edad durante los años anteriores.

Un total de 8.158 niños participaron en el estudio durante el año 2006 y 7.999 y 8.108 durante periodos similares en 2004 y 2005. La cobertura vacunal frente al sarampión fue de al menos el 90%. En los meses posteriores a la campaña se produjeron 161 muertes no accidentales mientras que en los dos años anteriores el número de muertes fue de 203 y 206; la razón ajustada de mortalidad de 2006 respecto a años anteriores fue de 0,8 (IC 0,66-0,96). Excluyendo las muertes causadas por sarampión la razón de mortalidad sería de 0,83 (IC 0,69-1). La reducción de la mortalidad fue significativa para niñas, razón de 0,74 (IC 0,56-0,97) pero no para niños y para aquellos que habían recibido una dosis previa de vacuna frente al sarampión, razón de 0,59 (IC 0,36-0,99), frente al 0,97 (no significativo) de los que no habían recibido vacunación rutinaria frente al sarampión. El número de niños necesarios a vacunar para evitar una muerte es de 179.

Los autores concluyen que los niveles de mortalidad permanecieron estables durante los años 2004 y 2005 pero se observó un significativo descenso después de la campaña de vacunación frente al sarampión de 2006; este descenso no se explica por las muertes causadas por sarampión. La protección fue mayor durante los primeros 6 meses tras la campaña de vacunación. Estos datos deberían tenerse en cuenta a la hora de valorar campañas de vacunación frente al sarampión, y muy especialmente al respecto de vacunar con una segunda dosis.

Los efectos beneficiosos no específicos de la vacuna del sarampión cuentan cada día con más estudios tanto en países en vías de desarrollo como recientemente en países desarrollados.

[mas información]

Artículos relacionados

1 6 7 8 9 10 13


Subir al menú