Etiqueta tosferina

image_pdfimage_print

Pertussis antibody concentrations in infants born prematurely to mothers vaccinated in pregnancy

12/08/2016

Kent A, Ladhani S, Andrews N, Matheson M, England A, Miller E et al. Pediatrics 2016;138:e20153854

Los autores parten de la hipótesis de que los niños prematuros nacidos de madres vacunadas de tosferina (Tdap) durante el embarazo tendrían una mayor concentración de anticuerpos en relación a los nacidos de madres no vacunadas. Para ello diseñan un subestudio observacional de un amplio ensayo clínico multicéntrico, aleatorio y controlado en ocho unidades neonatales de Inglaterra que tuvo lugar entre mayo de 2012 y mayo de 2014. Analizan a 31 prematuros nacidos entre las semanas 28 y 35 de gestación cuyas madres recibieron Repevax a una edad gestacional media de 28.5 semanas y con un intervalo medio entre la vacunación y el parto de 24 días. Comparando a los dos meses de vida los anticuerpos de los de madres vacunadas/sin vacunar, los primeros tenían mayores títulos para todos los antígenos, existiendo una correlación positiva para TP, FHA, tétanos y difteria entre el número de días transcurridos entre la vacunación materna y el momento del parto. Tras las series primarias de vacunación (2, 3 y 4 meses) los de madres vacunadas disponían de títulos menores para difteria y FHA, aunque a los 12 meses la concentración de anticuerpos antitetánicos era mayor en el grupo de madres vacunadas. Los autores consideran tranquilizador que las diferencias tras las primarias han desaparecido en la evaluación de los doce meses y concluyen que la vacunación de la gestante en los inicios del tercer trimestre puede proporcionar protección para los niños prematuros y que cualquier impacto potencial en las respuestas inmunes postvacunales parecen resolverse para los doce meses de edad.

[más información]

Artículos relacionados

Pertussis vaccination during pregnancy in Belgium: follow-up of infants until 1 month after the fourth infant pertussis vaccination at 15 months of age

25/07/2016

Maertens K, Caboré R, Huygen K, Vermeiren S, Hens N, Van Damme P et al. Vaccine available on line 30 April 2016

Bélgica dispone de un esquema de vacunación frente a tosferina de 8, 12 y 16 semanas con un recuerdo a los 15 meses. Por otra parte, inició un programa de vacunación en la embarazada en 2013. Debido al fenómeno de blunting en el niño pequeño tras la vacunación materna, los autores prosiguen con un estudio previo en el que comprobaron este fenómeno para antígenos tosferinosos tras las series primarias de vacunación (Infanrix hexa), de manera que lo estudian tras la dosis de recuerdo del segundo año de vida, mediante un estudio prospectivo de cohortes en niños nacidos entre abril de 2012 y abril de 2014, comparando los títulos de anticuerpos (toxina pertussis, FHA, pertactina, difteria y tétanos) según la madre hubiera sido o no vacunada con Tdap durante el embarazo. Previo a la recepción de la cuarta dosis de vacuna hexavalente, el grupo vacunal (madres vacunadas) tenía títulos significativamente menores para pertactina y difteria. Un mes después del recuerdo los títulos solo fueron significativamente menores en ese grupo vacunal para toxina pertussis (p=0.006), aunque para todos los antígenos estudiados se apreció un incremento en los títulos para todos los antígenos. Los autores concluyen que se desconoce el porqué del fenómeno de blunting en la respuesta inmune humoral del lactante, pero no parece que esté descrito para la respuesta celular, por lo que no necesariamente implica una menor protección clínica. De hecho, aunque con una muestra pequeña, no han detectado ningún caso de tosferina en la población estudiada. Se reafirman que a pesar de ello, se constató un importante incremento de títulos tras el booster en ambos grupos. Se desconoce el significado clínico del blunting.

[más información]

Artículos relacionados

A prospective cohort study assessing the reactogenicity of pertussis and influenza vaccines administered during pregnancy

4/07/2016

Regan A, Tracey L, Blyth C, Richmond P. Vaccine 2016;34:2299-2304

Estudio prospectivo de cohortes para evaluar la reactogenicidad de las vacuna Tdap y de gripe administrada a embarazadas australianas (Western Australia Department of Health), mediante mensajes de texto remitidos a los siete días postvacunación. 6402 mujeres fueron registradas como vacunadas con Tdap y/o gripe inactivada trivalente, de las que 5155 proporcionaron un número de teléfono móvil y 4347 (84.3%) respondieron. El 36.4% solo recibieron vacuna antigripal, 27.7% solo Tdap y el 35.9% recibieron ambas vacunas concomitantemente, obteniéndose información completa sobre efectos adversos en 1584 (84.4%), 1257 (88.1%) y 1506 (81.4%) de los que recibieron gripe, Tdap o ambas, respectivamente. El 10.8% dijeron haber tenido un efecto adverso (EA) y las que recibieron Tdap tuvieron más tendencia a reportar un EA local que las que recibieron gripe (7.1% vs 3.2%. OR:2.29, IC 95%: 1.61-3.26). Se observaron evidencias que sugirieron más comunes las reacciones locales en mujeres que habían recibido con anterioridad otra dosis de Tdap (11.4%) en relación a las no receptoras previas (6.0%. OR:2.0, IC 95%: 0.95-4.25). El 0.3% reportó asistencia a urgencias hospitalarias sin distinción por el tipo de vacuna recibida. Los autores concluyen que los datos obtenidos en su estudio, reactogenicidad local y sistémica, apoyan la seguridad de ambas vacunas administradas durante la gestación. No obstante, exponen las varias limitaciones del mismo: a) EA no verificados médicamente, b) no monitorización de EA pasada una semana de la vacunación, y c) posibilidad de que los SMS pudieran de alguna manera haber influido en la medición de los EA.

[más información]

Artículos relacionados

Enhanced surveillance of tetanus toxoid, reduced diphtheria toxoid, and acellular pertussis vaccines in pregnancy in the Vaccine Adverse Event Reporting System, 2011-2015

16/06/2016

Moro P, Cragan J, Tepepr N, Zheteyeva Y, Museru O, Lewis P et al. Vaccine available on line 22 March 2016

Caracterización de los reportes al Vaccine Adverse Event Reporting System de los Estados Unidos relativos a efectos observados tras la vacunación de embarazadas frente a la tosferina (Tdap) entre 2011 y 2015 y su comparativa con el periodo previo a la instauración de la vacunación (2005-2010). Se encontraron 392 registros de vacunación tras la implantación con una muerte neonatal y ausencia de muertes maternas. En el periodo previo no se detectaron ninguno de los outcomes anteriores. Se observó un aumento de los reportes de partos prematuros (1.5%-2.8%) y de las reacciones en el lugar de la inoculación tras las recomendaciones en relación al periodo 2005-2010. Se constató un descenso en los reportes de abortos espontáneos (16.7% en pre y 1% en periodo post). La mayoría de los reportes correspondían a las vacunas administradas durante el tercer trimestre de gestación (79%), mientras que en el periodo previo y en ese momento del embarazo fueron del 4%. Se recibieron 26 reportes de vacunaciones repetidas de Tdap de las que en 13 no se declararon efectos adversos. Es destacable que un solo hospital declaró el 27% de todas las declaraciones de efectos adversos. Los autores concluyen que teniendo en cuenta las limitaciones de los sistemas pasivos de vigilancia, sus hallazgos son consistentes con los datos de otros sistemas de monitorización y con los estudios epidemiológicos publicados que han encontrado un perfil de seguridad favorable al uso de la vacuna Tdap durante el embarazo.

[más información]

Artículos relacionados

Association between vaccine refusal and vaccine-preventable diseases in the United States. A review of measles and pertussis

16/05/2016

Phadke V, Bednarczyk R, Salmon D. JAMA 2016;315:1149-1158

Con el objetivo de mejorar la comprensión de la asociación entre los rechazos, retrasos y exenciones a la vacunación y la epidemiología del sarampión y tosferina en los Estados Unidos, los autores revisan las bases de datos (PubMed) hasta el mes de noviembre de 2015, buscando artículos de brotes epidémicos de sarampión (desde 2000) y de tosferina (desde 1977) y de riesgo de enfermedad en el contexto de retraso o exenciones en la vacunación. En los 18 estudios identificados en relación al sarampión se incluyeron 1.416 casos de los que el 56.8% no tenían historia de vacunación frente a la infección. De los 970 casos con datos detallados de vacunación, 574 no habían recibido la vacuna a pesar de ser elegibles y 405 de ellos tenían exenciones no médicas (religiosas o filosóficas). En cuanto a los brotes de tosferina identificaron 32 reportes que incluían a 10.609 personas con datos de vacunación de las que entre el 24% y el 45% estaban no vacunadas o lo estaban de manera insuficiente. No obstante también se constataron epidemias en poblaciones con altas coberturas de vacunación, lo que habla a favor de un waning inmunitario. En nueve reportes de doce brotes se obtuvieron datos de vacunación. En ocho entre el 59% y el 93% de los casos no vacunados lo estaban intencionadamente.
Una editorial acompañante describe tres oportunidades para mejorar la inmunidad poblacional. Los Estados permisivos con las exenciones deben de ser más estrictos, los esfuerzos de vacunación deben centrarse en ajustar los intervalos recomendados entre dosis para reducir el waning postvacunal o desarrollar vacunas nuevas de inmunidad más duradera, y en tercer lugar la política actual sobre los rechazos a vacunar debería ampliarse a la vacunación del adulto.

[más información]

Artículos relacionados

Bordetella pertussis epidemiology and evolution in the light of pertussis resurgence

16/05/2016

Sealey K, Belcher T, Preston A. Infect Genet Evol 2016;40:136-143

A raíz del resurgimiento de la tosferina en varios países del mundo, especialmente en los que utilizan vacunas acelulares, los autores, de la Universidad de Bath (Reino Unido), revisan las características de las distintas vacunas utilizadas hasta la fecha y las respuestas inmunes que desencadenan las de célula entera y las acelulares. Revisan los motivos que pudieran explicar el resurgimiento de la infección y su diagnóstico, con especial énfasis en los efectos de la vacuna en la colonización nasofaríngea, en la protección y en la caída inmunitaria (waning). Abordan, también, la epidemiología en cuanto a las infecciones asintomáticas y a los factores de riesgo. En el apartado de la evolución de B pertussis y de la filogenia, con el tipaje de cepas por medio de los perfiles alélicos y la electroforesis en gel. Prestan especial atención a la genómica de la bacteria mediante la secuenciación de genes que ha revolucionado su estudio aportando pistas sobre su evolución y diversidad. Concluyen con sugerencias para cortar los actuales brotes epidémicos: dudoso valor de los boosters periódicos en relación a los niveles necesarios de coberturas y a su periodicidad y a la vacunación de la embarazada. Proponen que, vistos los defectos de las actuales vacunas acelulares, investigar en vacunas de célula entera con un perfil mejorado de seguridad en relación a las actuales.

[más información]

Artículos relacionados

The optimal gestation for pertussis vaccination during pregnancy – a prospective cohort study

16/05/2016

Naidu M, Muljadi R, Davies-Truck M, Wallace E, Giles M. Am J Obstet Gynecol accepted for publication March 1, 2016

Estudio prospectivo que evalúa los anticuerpos específicos de tosferina en la madre y en el cordón umbilical del recién nacido tras la vacunación materna con Tdap, que tuvo lugar en Australia entre abril y septiembre de 2014. Reclutaron tres grupos de mujeres: grupo de vacunación precoz entre las semanas 28 y 32 de gestación (53), tardío entre las semanas 33 y 36 (62) y un tercero de no vacunadas (39), con un total de 154 individuos. Se analizaron 82 muestras apareadas madre vacunada-hijo y 27 madre no vacunada. Encontraron que los niveles de PT, FHA y PRN en cordón fueron significativamente más elevados en el grupo de vacunadas respecto de no vacunadas (p<0.001 para los tres antígenos). Por otra parte la vacunación entre las semanas 28 y 32, respecto de la vacunación tardía, resultó en un título en cordón mayor para PT (p=0.009), PRN (p=0.03) y FHA (p=0.03). Al ajustar por los niveles maternos prevacunales, se alcanzó diferencia significativa solo para PRN (p=0.003). Los autores concluyen que sus resultados muestran que la vacunación materna durante el tercer trimestre consigue mayores niveles de anticuerpos para el recién nacido que cunado no recibe la vacuna, y que la ventana vacunal óptima para conseguir el máximo nivel de anticuerpos parece estar entre las 28 y 32 semanas de gestación.

[más información]

Artículos relacionados

Vacunación antitosferinosa en embarazada a las 15 semanas de gestación

11/04/2016

Respuesta del Experto a …

Vacunación antitosferinosa en embarazada a las 15 semanas de gestación

Pregunta

Ante un brote de tosferina en la escuela, una maestra esta embarazada de 15 semanas. Si le administramos la vacuna dTpa ahora, ¿se puede administrar de nuevo en el 3 trimestre de embarazo?
Gracias

Respuesta de José Antonio Navarro (11 de Abril de 2016)

Un reciente estudio ha demostrado como a partir de la semana 13 de gestación el paso transplacentario de anticuerpos es bastante eficiente , siendo mayores los GMT´s y la seropositividad en el neonato, respecto de la vacunación en el tercer trimestre(1). Es por ello que el Reino Unido ha modificado la fecha en la que se puede iniciar la vacunación durante el embarazo, estableciéndola a partir de la semana 16(2). Por tanto, consideraríamos como válida la dosis administrada y no haría falta repetirla.

Referencias
1. Eberhardt Ch et al. Clin Infect Dis Advance Access published January 20, 2016
2. Department of Health. Pertussis. The Green Book 2016. Disponible en: https://www.gov.uk/government/publications/pertussis-the-green-book-chapter-24

Artículos relacionados

The pertussis enigma: reconciling epidemiology, immunology and evolution

6/04/2016

Domenech de Cellès M, Magpantay F, King A, Rohani P. Proc R S B 2016;283:20152309

Los autores plantean en un excelente artículo el actual enigma de la tosferina en cuanto a su resurgencia en relación a lo que es comúnmente aceptado como causa versus unas ideas bien construidas desde la epidemiología, la inmunología y la evolución. Analizan la incidencia entre 1980 y 2012 en 63 países y plantean los motivos aducidos para su incremento junto a la correspondiente réplica:
La tosferina ha reemergido en todo el mundo. Este fenómeno no es mundial ya que una mayoría de países han experimentado un descenso de la incidencia en los últimos años, no hay un patrón claro de países con reemergencia, y no encuentran asociación entre tendencias epidemiológicas por países en relación al tipo de vacuna, su composición o el esquema de vacunación.
La transmisión en vacunados. Las vacunas de célula entera y las acelulares (experiencias de Suecia, Italia y Japón) proporcionan sin ninguna duda protección frente a la enfermedad y a la transmisión.
Mejora en la concienciación sanitaria y mejora diagnóstica. En los Estados Unidos el incremento de incidencia varió entre Estados y fue anterior al uso de técnicas modernas de detección de la enfermedad.
La infección y la vacunación proporcionan protección poco duradera. La evidencia epidemiológica apunta a que tanto la infección natural como la vacunación proporcionan protección duradera.
Los adultos son el reservorio de la infección. El papel de los adultos en la epidemiología de la enfermedad es muy limitado debido a que la inmunidad decae lentamente (lo que hace que las infecciones sean escasas) o a que los adultos transmiten a menores tasas. En definitiva, los adultos previamente infectados o vacunados contribuyen poco a la transmisión en una escala poblacional.
Proponen unas ideas alternativas que podrían explicar la reemergencia y que deberían ser estudiadas en detalle: a) evolución de las poblaciones de B pertussis, b) aumento de la circulación de B parapertussis y B holmesii, y c) finalización de la luna de miel al acumularse lentamente susceptibles debido a una inmunización incompleta, con desaparición gradual de la protección comunitaria junto a los fallecimientos naturales de sujetos inmunes. Todo ello provoca un aumento de la prevalencia especialmente en adultos que no padecieron la enfermedad o no fueron vacunados.

[más información]

Artículos relacionados

Sustained transmission of pertussis in vaccinated, 1-5 year old children in a preschool, Florida, USA

21/03/2016

Matthias J, Pritchard P, Martin S, Dusek C, Cathey E, D´Alessio R et al. Emerg Infect Dis 2016;22:242-246

Descripción de la investigación alrededor de un caso de tosferina en un niño escolarizado de un año en Florida en septiembre de 2013, eximido de recibir vacunas. Tras la investigación inicial se identificó un hermano no escolarizado de tres años. En diciembre se recibió la notificación de otro caso en un niño de un mes, surgiendo más casos en familiares y en compañeros de la escuela del caso índice. Esta tenía 117 estudiantes de 10 meses a 6 años y 26 personas de staff. Se detectaron 11 casos confirmados, por PCR o vínculo epidemiológico y 28 probables entre septiembre 2013 y enero 2014. 26 estudiantes tenían entre 1 y 5 años y otros dos fueron del staff. 11 casos estaban ligados a la escuela. Solo cinco de los 117 estudiantes no habían recibido las series completas de vacunación, de los que dos fueron casos que habían recibido al menos una dosis de vacuna. Los otros tres no eran casos y no estaban vacunados. De los 33 niños con tosferina, 28 habían recibido tres o más dosis y 23 habían recibido cuatro o más dosis. La efectividad vacunal en los escolares fue del 45% (CI 95%: -70.4 a 82.2%) y la media de los días transcurridos entre la última vacuna y el comienzo de síntomas fue de solo 667 días. Además siete habían recibido la vacuna en el año previo. Se llegó a una tasa de ataque del 48% en un aula en la que todos los escolares habían recibido la serie completa de vacunación y en la que un miembro del staff tenía tosferina confirmada por laboratorio. Los niños de 2-3 años tuvieron un mayor riesgo de infección (2.2) que los de 4 a 6 años. Los autores concluyen que a la vista de esta descripción y a los altos niveles de circulación del germen en los grupos de más edad por waning inmunitario, es necesaria una estrecha monitorización de cómo se comportan las vacunas acelulares en los preescolares. Por otra parte la vacunación reciente no debe disuadir a los médicos de un posible diagnóstico de pertussis.

[más información]

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 3 4 5 6 7


Subir al menú