Etiqueta vacuna antigripal

image_pdfimage_print

Disminución de la efectividad de la vacuna contra la gripe durante la temporada

7/12/2018

Ray T, Lewis N, Klein N et al. Intra-season waning of influenza vaccine effectiveness. Clinical Infectious Disease published on line 10 September 2018

A la vista del creciente número de publicaciones que documentan una caída inmunitaria a la vacuna de gripe a medida que aumenta el tiempo entre su recepción y el comienzo de la circulación del virus gripal, los autores examinan si la efectividad de la vacuna se desvanece con el tiempo.

Para ello identifican personas vacunadas con preparados inactivados entre septiembre de 2010 y marzo de 2017 a los que se les practicó un test diagnóstico de gripe y de virus respiratorio sincitial con PCR por presentar síntomas de enfermedad respiratoria. Encontraron que al comparar las personas vacunadas entre 14 y 41 días antes del test con las vacunadas entre el día 42 y el 69, estas últimas tenían un riesgo 1.32 superior (IC 95%: 1.11-1.55) de resultar PCR positivas para cualquier tipo gripal. La odds ratio aumentó de una manera lineal en aproximadamente un 16% por cada 28 días adicionales desde el momento de la vacunación, de manera que la OR fue de 2.06 (IC 95%: 1.69-2.51) para aquellas vacunadas 154 días o más antes de la positividad del test. No se evidenció, por otra parte, waning inmunitario para el virus respiratorio sincitial.

Los autores concluyen que sus resultados sugieren que la efectividad de la vacuna decae a medida que se extiende la temporada gripal, lo que podría hacernos plantear una reconsideración del momento óptimo para comenzar la vacunación antigripal anual.

Disminución de la efectividad de la vacuna contra la gripe durante la temporada

Artículos relacionados

El impacto de la vacunación antigripal en la temporada anterior en la efectividad posterior de la vacuna de la gripe

7/12/2018

A la vista de que algunas publicaciones concluyen que una vacunación antigripal previa puede, potencialmente, disminuir la efectividad de la vacuna en la temporada actual, investigadores canadienses han publicado en Clinical Infectious Diseases los resultados de un estudio de casos controles test negativo para comparar los casos de gripe confirmados en casos con los controles negativos en las temporadas gripales 2011-12 a 2014-15.

Como datos más llamativos señalan una reducción de la efectividad vacunal en los vacunados en la temporada actual y la previa respecto al subtipo A/H3N2, pero sin significación estadística. Concluyen que aun así, la vacunación anual es más efectiva que no recibir la vacuna en la temporada actual.

El impacto de la vacunación antigripal en la temporada anterior en la efectividad posterior de la vacuna de la gripe para prevenir hospitalizaciones relacionadas con esta enfermedad durante cuatro temporadas de gripe en Canadá

Artículos relacionados

Se requieren esfuerzos adicionales para mejorar la vacunación antigripal en embarazadas

30/11/2018

Mazagatos C, Delgado-Sanz C, Oliva J et al. Exploring the risk of severe outcomes and the role of seasonal influenza vaccination in pregnant women hospitalized with confirmed influenza, Spain, 2010/11-2015/16. PLoS ONE 2018;13:0200934

Mediante los datos obtenidos del Sistema de Vigilancia de Casos Graves Hospitalizados por Gripe en España entre las temporadas 2011/12 a 2015/16 en el que se registran los casos confirmados en hospitales centinelas, se plantea este estudio cuyo objetivo es el de aumentar la evidencia de que el embarazo supone un factor de riesgo para padecer una gripe grave y, adicionalmente, estudiar el papel potencial de la vacunación antigripal estacional en la prevención de los desenlaces graves en embarazadas infectadas.

Los autores encontraron que las gestantes tienen un riesgo relativo de hospitalización por una gripe grave de aproximadamente 7.8 veces superior que las no embarazadas en edad reproductora. De 167 embarazadas de las que se conocía el estado de vacunación, solamente cinco (3.6%) habían recibido la vacuna antigripal. Esta baja cobertura solo permitió obtener estimaciones crudas pero que sugieren (no ajustadas por factores de confusión) que la vacuna antigripal tiene un papel protector frente a los ingresos en cuidados intensivos o frente a los fallecimientos.

Los resultados globales apoyan que las embarazadas se pueden beneficiar de la vacunación antigripal, en sintonía con las recomendaciones nacionales e internacionales, aunque en España hacen falta esfuerzos adicionales dada las bajas coberturas obtenidas en este grupo. Como limitantes del estudio destacan la pequeña muestra y la selección de la población estudiada.

Explorando el riesgo de resultados graves y el papel de la vacunación contra la gripe estacional en mujeres embarazadas hospitalizadas con gripe confirmada, España, 2010 / 11-2015 / 16

 

Artículos relacionados

¿Por qué hay que vacunarse de la gripe cada año?

27/11/2018

El año pasado cerca de 800.000 personas padecieron la gripe en España. Se trata de un importante problema de salud, tanto por la mortalidad que puede provocar directa o indirectamente, como por las complicaciones que puede ocasionar y los costes económicos y sociales que origina.

El Ministerio de Sanidad explica que se trata de una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias causada por un virus, y advierte de que entre sus características más importantes está su elevada capacidad de transmisión de una persona a otra. Se presenta generalmente en invierno y de una forma epidémica.

En concreto, el virus causante de la gripe tiene una elevada capacidad de sufrir variaciones en sus antígenos de superficie (proteínas que tienen especial relevancia en la capacidad de infección del virus y frente a las que los seres humanos producimos anticuerpos que nos protegen).

“Estas variaciones implican la aparición de nuevos virus gripales, frente a los que el ser humano no tiene protección. Actualmente existen vacunas antigripales con una alta efectividad y seguridad para controlar la gripe, pero debido a esta alta capacidad de los virus gripales de variar año tras año la vacuna debe actualizarse cada nueva temporada y administrarse anualmente”, advierte.

“La vacuna frente a la gripe cambia todos los años porque el virus de la gripe tiene la virtud de que cada año cambia la forma de presentarse en sociedad y su disfraz, por eso la vacuna tiene que adaptarse a las características del virus gripal y por eso hay que vacunarse todos los años”, subraya en una entrevista con Infosalus, el presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), el doctor Amos José García.

En concreto, este año, es a partir de la segunda quincena de octubre cuando empieza la vacunación contra la gripe. “Hay que estar preparados para luchar contra el virus”, señala. La fecha de comienzo de la campaña vacunal viene determinada por la época en que habitualmente comienza a circular el virus, es decir, en los meses de octubre-noviembre en el hemisferio norte, y en el hemisferio sur en marzo-abril.

“La vacuna comienza a hacer efecto aproximadamente a las dos semanas de su aplicación, por lo que conviene no demorarse a la hora de vacunarse”, aconseja el experto, quien también reconoce que la vacunación sirve si se administra más tarde.

El doctor García resalta que es súper importante que los grupos de riesgo se vacunen contra la gripe. “Una cuestión importante es ser consciente de que lo que se persigue con la vacunación es evitar muertes y complicaciones porque si bien para la inmensa mayoría de la ciudadanía la gripe es un proceso incómodo pero que se resuelve bien, para sectores concretos puede suponer un problema de salud serio, que puede dar lugar a complicaciones severas o llevarlos a la muerte, algo que desgraciadamente ocurre anualmente”, advierte el especialista.

Quién debe vacunarse

Dentro de los grupos de riesgo que deben vacunarse se encuentran las embarazadas, la población mayor de 60-65 años, y entre los 6 meses de vida y los 65 aquellos que presenten una patología de base que les haga más vulnerables a la hora de enfrentarse a la gripe. Después estarían aquellos profesionales que mantienen un contacto directo y continúo con el público, como son el profesional sanitario, los bomberos, o la policía, por ejemplo.

Únicamente no deben vacunarse aquellas personas que presenten alguna contraindicación a la vacuna, aunque es muy raro, sea temporal o permanente, pero por un problema de contraindicación”, precisa el experto. Según explica el presidente de la Asociación Española de Vacunología, no se vacuna a toda la población porque no hay vacunas para todas las personas, y sí hay que hacer el esfuerzo a la hora de priorizar aquellos grupos de riesgo, que tienen mayor posibilidad de complicaciones o de morir por la gripe. “Un ciudadano que no forme parte de los grupos diana tendría que acudir a la farmacia y vacunarse”, precisa.

El experto recuerda que el periodo de vacunación de la gripe es de uno a 5 días, además de que se puede contraer la gripe a pesar de estar vacunado, si bien afirma que los síntomas serán más leves.

Artículos relacionados

Impacto de las vacunaciones repetidas contra la gripe en personas mayores de 65 años

25/11/2018

Örtqvist A, Brytting M, Leval A et al. Impact of repeated vaccinations in persons over 65 years of age: a large population-based cohort syudy of severe influenza over six consecutive seasons, 2011/12 to 2016/17. Vaccine 2018;36:5556-5564

A la vista de que en los últimos 40 años han aparecido artículos que apuntan a que la vacunación antigripal repetida puede atenuar la efectividad en la temporada actual, especialmente para las cepas A/H3N2 y B, fenómeno conocido como “hipótesis de la distancia antigénica”, los autores diseñan un amplio estudio poblacional de cohortes que incluye más de un millón de observaciones en personas de 65 o más años residentes en Estocolmo durante seis temporadas gripales (2011/12 a 2016/17), para medir la efectividad de la vacuna frente a la gripe grave, en general hospitalaria.

Encontraron que en ninguna de las seis temporadas gripales la efectividad de la vacuna difirió en personas vacunadas solo en la temporada en curso al compararla con aquellos vacunados en la actual y en las/s temporada/s previa/s. Como contraste, los individuos vacunados solamente durante una o más temporadas previas carecían de protección frente a la gripe de la temporada en curso.

Los autores concluyen que los de 65 años, que suponen el grupo de mayor riesgo de complicaciones, deben recibir anualmente la vacuna antigripal ya que se descarta un efecto negativo de la vacunación en temporadas sucesivas. Un dato curioso fue la mayor efectividad, para todas las temporadas analizadas, para la cepa A/H1N1, lo que podría explicarse por haber sido el primer subtipo con el que contactaron en sus primeros años de vida (“pecado original antigénico). El no encontrar diferencias inter-temporadas en estos mayores podría deberse a la inmunosenescencia con una respuesta inmune a la vacuna previa que no interferiría con la

Impacto de las vacunaciones repetidas contra la gripe en personas mayores de 65 años: un gran estudio de cohorte poblacional de gripe grave durante seis temporadas consecutivas, 2011 / 12-2016 / 17

Artículos relacionados

Existen beneficios potenciales sustanciales si se minimiza el tiempo entre la vacunación y la circulación del virus de la gripe

15/11/2018

Newall A, Chen C, Wood J et al. Whitin-season influenza vaccine waning suggests potential net benefitos to delayed vaccination in older adults in the United States. Vaccine available on line 23 August 2018

Al acumularse las evidencias de un desvanecimiento de la protección de la vacuna de la gripe a medida que se alarga el inicio de la temporada gripal, los autores evalúan cuantitativamente el impacto de modificar el momento de la vacunación en adultos de los Estados Unidos.

Utilizaron datos históricos de la actividad gripal de las temporadas 2010/11 a 2015/16 y las coberturas de vacunación para explorar el momento óptimo de vacunación en mayores de 65 años para maximizar la prevención. Modelaron el efecto de cambiar el momento de la vacunación estimando el porcentaje de cambio de la carga actual de enfermedad para utilizarlo en calcular la semana óptima de comienzo. Al asumir una protección menguante relativamente lenta (hasta las 52 semanas) el momento óptimo variaría entre la semana 34 y la 43, dependiendo de la temporada. Bajo el supuesto de una caída más rápida (hasta la semana 26 postvacunación), la semana óptima se situaría entre la semana 37 (a comienzos de septiembre) y la semana 47 (mitad de noviembre) lo que resultaría en una carga de enfermedad prevenida del 3.69% y del 11.97%, respectivamente.

Los autores concluyen que aunque es muy difícil determinar el momento ideal para comenzar la vacunación, parece ser que hay beneficios potenciales sustanciales si minimizamos el tiempo entre la vacunación y la circulación del virus.

Artículos relacionados

La obesidad aumenta la duración del virus de la gripe A en adultos

15/11/2018

Maier H, Lopez R, Snachez N et al. Obesity increases the duration of influenza A virus shedding in adults. Journal Infectious Disease Published on line August, 2 2018

Debido a que los estudios epidemiológicos apuntan a que la obesidad aumenta el riesgo de complicaciones graves y de muertes como consecuencia de la gripe, especialmente en personas mayores, los autores diseñan un estudio para comprobar si la disfunción inmune asociada a la obesidad provoca una mayor duración de la excreción vírica de los infectados, lo que generaría un incremento del potencial de transmisión de la enfermedad.

Utilizaron datos de dos estudios domiciliarios (Household Influenza Transmission Study y Household Influenza Cohort Study) de Managua en tres temporadas gripales (tardía 2015, 2016/17 y media/tardía 2017). Los participantes fueron monitorizados (PCR nasofaríngeo) entre 10 y 13 días una vez comenzada la gripe sintomática. Participaron 1783 personas de todas las edades y de 320 domicilios. La prevalencia de obesidad fue del 2%, 9% y 42% para las edades de 0 a 4 años, 5 a 17 y 18 a 92, respectivamente.

Se encontró que los adultos obesos sintomáticos excretaban virus gripal A un 42% más tiempo que los no obesos (adjusted event time ratio de 1.42 con IC 95%: 1.06-1.89), pero no se encontró asociación de la duración respecto del virus B. Incluso en los asintomáticos o con pocos síntomas la obesidad aumentó la duración del virus A en un 104% (1.35-3.09).

Los autores concluyen que sus hallazgos sugieren que la obesidad puede jugar un importante papel en la transmisión de la gripe, especialmente con el aumento de su prevalencia. Aportan, además, evidencias que ligan la obesidad con las enfermedades infecciosas.

La obesidad aumenta la duración del virus de la gripe A en adultos

Artículos relacionados

Efectividad de la vacuna contra la gripe en pacientes con afecciones médicas de alto riesgo en los Estados Unidos, 2012–2016

13/11/2018

Un grupo de investigadores de hospitales liderados por los CDC de los Estados Unidos, ha evaluado la efectividad de la vacuna antigripal en personas de riesgo de seis o más meses a lo largo de varias temporadas gripales y ha encontrado una efectividad frente a los cuadros de gripe confirmada atendidos médicamente del 41%.

Desglosada por edades, fue de 51% para niños y 38% para adultos. Para personas no pertenecientes a esos grupos la efectividad fue de 48%. Estos datos procedían del análisis de más de 25.000 pacientes ambulatorios. El estudio se ha publicado en la edición on line de la revista Vaccine.

La efectividad de la vacuna contra la gripe en pacientes con afecciones médicas de alto riesgo en los Estados Unidos, 2012–2016

 

Artículos relacionados

Efectividad de la vacunación de la gripe en embarazadas, estudio multicéntrico retrospectivo

10/11/2018

Thompson MG, Kwong JC, Regan A, Katz MA, Drews SJ, Azziz-Baumgartner E, at al. Influenza vaccine effectiveness in preventing influenza associated hospitalizations during pregnancy: A multicountry test-negative design study, 2010–2016. Clin Infect Dis 2018. XX:XX.

 Se ha publicado recientemente en la revista Clinical Infectious Diseases un estudio que evalúa la efectividad de la vacuna de la gripe durante el embarazo frente a hospitalizaciones causadas por gripe confirmada por laboratorio. El estudio se ha llevado a cabo en Australia, dos estados de Canadá, Israel y tres estados de EEUU. Se identificaron mujeres embarazadas de 18 a 50 años, seleccionándose embarazos que habían coincidido temporalmente en algún momento con la temporada gripal de los países estudiados (2010-2016). La efectividad vacunal se estimó utilizando el diseño de test-negativo ajustando por estado, temporada gripal y patologías concomitantes.

Se identificaron 19,450 hospitalizaciones con enfermedad respiratoria febril aguda en embarazadas, se les hizo prueba diagnóstica mediante PCR al 6% (1.030) y de ellas el 58% (598) presentaron un diagnóstico de gripe; el resultado de la efectividad vacunal ajustada a lo largo de las 6 temporadas fue del 40% (IC95%: 12-59%).

El estudio confirma una efectividad moderada frente a una condición grave (hospitalización por gripe). La vacunación con gripe de la embarazada tiene la triple función de proteger a la mujer que se vacuna (como se refleja en el estudio comentado), pero además protege al embrión y al recién nacido durante los seis primeros meses de vida, periodo en el que se concentran entre el 80-85% de las muertes pediátricas por gripe.

El trabajo viene acompañado de un editorial que revisa los datos más interesantes del estudio.

Efectividad de la vacuna contra la gripe en la prevención de las hospitalizaciones asociadas a la gripe durante el embarazo: un estudio de diseño negativo de pruebas retrospectivas en varios países, 2010-2016.

 

 

Artículos relacionados

Protección universal contra la infección por gripe por un anticuerpo multidominio contra la hemaglutinina de gripe

8/11/2018

En la revista Science se ha publicado un trabajo de investigadores del Scripps Research Institute de La Jolla, California, que ha contado con la participación del laboratorio Janssen, en el que propone una vacuna universal frente a la gripe procedente de las llamas a las que se las inoculó con virus gripal para posteriormente aislarse cuatro anticuerpos neutralizantes de amplio espectro para constituir un anticuerpo multidominio MD3606.

Los ensayos se llevaron a cabo inoculando intranasalmente a ratones un vector adenovírico que lleva el gen que codifica el nuevo anticuerpo. Estso animales estuvieron protegidos frente a un challenge de virus gripales A y B.

Protección universal contra la infección por gripe por un anticuerpo multidominio contra la hemaglutinina de gripe

 

 

 

 

 

 

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 6

Subir al menú