Cobertura y efectividad de la vacuna contra la gripe en personas de 65 años o más en el Reino Unido, temporadas 2010/11 a 2016/17


Pebody R, Warburton F, Andrews N et al Uptake and effectiveness of influenza vaccine in thoise aged 65 years and older in the United Kigndom, influenza seasons 2010/11 to 2016/17. Euro Surveill.2018;23(39):pii=1800092

Estudio descriptivo sobre la cobertura de vacunación antigripal en los de 65 o más años para medir la mortalidad asociada a la gripe y estimar la efectividad de la vacuna antigripal en las temporadas gripales 2010 a 2017, con el objetivo de informar las estrategias idóneas tendentes a mitigar el impacto de la gripe en este grupo etario.

Las coberturas de vacunación fueron del 64% en los de 65-69, 74% en los de 70 a 74 años y del 80% en los de 75 o más años. La efectividad global fue del 32.5% y la ajustada por subtipo del 60.8% y del 50.0% para las cepas A/H1N1pdm09 y B, respectivamente, pero solo del 5.6% para las cepas A/H3N2. Un dato esperado fue que la mortalidad atribuida al padecimiento gripal aumentó, respecto a otras temporadas, cuando predominó en la circulación la cepa H3N2.

Los autores concluyen que la cobertura con vacunas no adyuvadas permaneció alta, con evidencias de efectividad frente a H1N1 y B, pero escasa o nula frente a H3N2, especialmente en los de 75 o más años. La próxima comercialización de vacunas de alta carga, de alta carga, de cultivo celular puede, potencialmente, mejorar la prevención y el control de la gripe en este grupo de edad.

Cobertura y efectividad de la vacuna contra la gripe en personas de 65 años o más en el Reino Unido, temporadas 2010/11 a 2016/17 




Nuevas directrices relativas al diagnóstico, tratamiento y quimioprofilaxis de la gripe.


La Infectious Diseases Society of America ha publicado en la revista Clinical Infectious Diseases sus nuevas directrices relativas al diagnóstico, tratamiento y quimioprofilaxis de la gripe.

Inciden en el alto riesgo de padecer enfermedad grave en personas con sobrepeso (índice de masa corporal de 40 o más), en embarazadas, en menores de dos años, en inmunodeprimidos y en aquellos con patologías subyacentes graves.

La edición anterior se publicó justo antes de la pandemia gripal de 2009.

Pautas de práctica clínica de la Infectious Diseases Society of America: 2018 Actualización sobre diagnóstico, tratamiento, quimioprofilaxis y manejo de brotes de la gripe de temporada

La gripe es grave para las mujeres embarazadas y otras personas de alto riesgo

 

 

 




Eficacia relativa de las vacunas contra la gripe de cultivo celular y de huevo en los ancianos de los EE. UU


Un estudio retrospectivo de cohortes publicado en la edición on line de The Journal of Infectious Diseases y llevado a cabo en los Estados Unidos, en el que se han evaluado cinco tipos de vacuna antigripal en más de trece millones de personas mayores de 65 años en la temporada 2017/18, ha concluido que para el subtipo de virus A, H3N2, las vacunas producidas en cultivo celular tienen una mayor efectividad relativa, alrededor de un 10% respecto a las tetravalentes producidas en huevo, en cuanto a evitar hospitalizaciones y visitas a los dispositivos asistenciales como consecuencia de la gripe.

Otra vacuna que también demostró cierta superioridad respecto a las vacunas convencionales fue la vacuna de alta carga antigénica producida en huevo. La efectividad de esta última no fue significativamente distinta a la vacuna de cultivo celular, por lo que los autores de este artículo y los de una editorial acompañante se plantean si hay otros factores, al margen de la adaptación al huevo del subtipo H3N2, que expliquen las diferencias observadas.

Eficacia relativa de las vacunas contra la gripe de cultivo celular y de huevo en los ancianos de los EE. UU., 2017–18

Estudio: la vacuna contra la gripe basada en células es un poco mejor que la basada en huevos

 




Efecto del uso de estatinas en el riesgo de enfermedad respiratoria aguda asistida médicamente en ancianos vacunados contra la gripe


Chiu H, Shen L, Chen Y et al. Effect of statin use on the risk of medically attended acute respiratory illness among influenza vaccinated elderly. Vaccine 2018:36:6133-6137

Las estatinas, por su efecto inmunomodulador, pueden reducir la respuesta inmune a la vacuna de gripe. No obstante, son escasos los datos relativos a su efecto en cuanto a la efectividad frente a la enfermedad respiratoria aguda atendida médicamente (ERAAM).

Por ello, los autores diseñan un estudio retrospectivo de cohortes utilizando datos del sistema nacional de aseguramiento de Taiwan, relativos a adultos de 66 o más años que estuvieran vacunados frente a la gripe entre 2007-2008 y 2012-2013, para comparar los ERAAM entre los que estuvieran -o no- tomando estatinas durante la vacunación antigripal. Incluyeron en el análisis a 440180 adultos y, en general, el riesgo de ERAAM fue mayor en los que tomaban estatinas (OR: 1.03 con IC 95%: 1.02-1-05). La exposición a estatinas tras la vacunación se asoció con un mayor riesgo de ERAAM (OR: 1.05 con IC 95%: 1-02-1-07). Al analizar por tipos de estatinas, la simvastatina y la lovastatina se asociaron con un incremento significativo de ERAAM (OR para la primera de 1.14 con IC 95%: 1.10-1.18 y OR para la segunda de 1.18 con IC 95%: 1.12-1.25).

Concluyen que la exposición a estatinas en el anciano vacunado de gripe se asocia con un riesgo incrementado de ERAAM, y especialmente para dos de ellas. Falta por explorar las diferencias entre ellas y los mecanismos inmunomodulatorios subyacentes.

Efecto del uso de estatinas en el riesgo de enfermedad respiratoria aguda asistida médicamente en ancianos vacunados contra la gripe




Inmunogenicidad y seguridad de la dosis doble versus la dosis estándar de la vacuna contra la gripe de temporada en receptores de trasplantes de órganos sólidos: un ensayo controlado aleatorio


Mombelli M, Rettby N, Perreau M et al. Immunogenicity and safety of double versus standard doce of the seasonal influenza vaccine in solid-organ transplant recipients: a randomized controlled trial. Vaccine 2018;36:6163-6169

Ensayo clínico aleatorio y controlado cuyo objetivo es el de comparar la seguridad e inmunogenicidad de una dosis doble (30 microgramos de hemaglutinina distribuida en dos dosis de 15 microgramos en cada deltoides) de vacuna antigripal trivalente inactivada versus una dosis convencional en trasplantados de riñón e hígado mayores de 18 años y realizado entre octubre 2014 y enero 2015.

En el estudio se incluyeron 79 trasplantados de órgano sólido de los que 40 recibieron dosis doble (7 de hígado y 33 de riñón) y 39 (9 de hígado y 30 de riñón) la convencional. La media de tiempo entre el trasplante y la vacunación fue de 40 y 23 meses, respectivamente. Todos estaban bajo medicación inmunosupresora pero ninguno había recibido rituximab o inmunoglobulinas intravenosas en los últimos doce meses. La mayoría, en ambos grupos, habían sido vacunados de la gripe en la temporada anterior. El 40% de los vacunados con dosis dobles y el 26% de los convencionales respondieron a la vacunación. Los primeros, además, estuvieron más seroprotegidos a todas las cepas gripales (88% vs 69% con p=0.048). Los GMT postvacunales fueron de 131.9 vs 89.7 (p=0.187), 184.5 vs 138 (p=0.182) y 96.6 vs 68.8 (p=0.081), para las gripes H1N1, H3N2 y B, para las dosis dobles y convencionales, respectivamente.

La seguridad para ambos grupos fue similar. Los autores concluyen que las dosis dobles de vacuna son seguras e inmunógenas pudiendo aumentar la respuesta humoral en receptores de trasplante de órgano sólido.

Inmunogenicidad y seguridad de la dosis doble versus la dosis estándar de la vacuna contra la gripe de temporada en receptores de trasplantes de órganos sólidos: un ensayo controlado aleatorio.

 

 




La vacunación contra la gripe cada año puede salvar la vida de pacientes con insuficiencia cardíaca


La American Heart Association ha emitido un comunicado a raíz de un estudio nacional de cohortes llevado a cabo en Dinamarca y publicado en la edición on line de la revista Circulation, en el que dice que recibir la vacuna antigripal todos los años puede salvar la vida en pacientes con fallo cardíaco.

En el estudio se analizaron 134.048 pacientes recientemente diagnosticados de esa patología y que se siguieron durante un periodo de doce años. Encontraron, entre otros hallazgos, que la vacuna se asociaba con una reducción del 18% de muertes prematuras. El líder de la investigación, Daniel Modin, espera que el estudio convenza a los médicos de lo importante que es la vacunación para sus enfermos.

Las vacunas regulares contra la gripe pueden salvar la vida de los pacientes con insuficiencia cardíaca

Vacuna contra la influenza en la insuficiencia cardíaca: número acumulativo de vacunas, frecuencia, sincronización y supervivencia: un estudio danés de cohorte a nivel nacional

 




Disminución de la efectividad de la vacuna contra la gripe durante la temporada


Ray T, Lewis N, Klein N et al. Intra-season waning of influenza vaccine effectiveness. Clinical Infectious Disease published on line 10 September 2018

A la vista del creciente número de publicaciones que documentan una caída inmunitaria a la vacuna de gripe a medida que aumenta el tiempo entre su recepción y el comienzo de la circulación del virus gripal, los autores examinan si la efectividad de la vacuna se desvanece con el tiempo.

Para ello identifican personas vacunadas con preparados inactivados entre septiembre de 2010 y marzo de 2017 a los que se les practicó un test diagnóstico de gripe y de virus respiratorio sincitial con PCR por presentar síntomas de enfermedad respiratoria. Encontraron que al comparar las personas vacunadas entre 14 y 41 días antes del test con las vacunadas entre el día 42 y el 69, estas últimas tenían un riesgo 1.32 superior (IC 95%: 1.11-1.55) de resultar PCR positivas para cualquier tipo gripal. La odds ratio aumentó de una manera lineal en aproximadamente un 16% por cada 28 días adicionales desde el momento de la vacunación, de manera que la OR fue de 2.06 (IC 95%: 1.69-2.51) para aquellas vacunadas 154 días o más antes de la positividad del test. No se evidenció, por otra parte, waning inmunitario para el virus respiratorio sincitial.

Los autores concluyen que sus resultados sugieren que la efectividad de la vacuna decae a medida que se extiende la temporada gripal, lo que podría hacernos plantear una reconsideración del momento óptimo para comenzar la vacunación antigripal anual.

Disminución de la efectividad de la vacuna contra la gripe durante la temporada




El impacto de la vacunación antigripal en la temporada anterior en la efectividad posterior de la vacuna de la gripe


A la vista de que algunas publicaciones concluyen que una vacunación antigripal previa puede, potencialmente, disminuir la efectividad de la vacuna en la temporada actual, investigadores canadienses han publicado en Clinical Infectious Diseases los resultados de un estudio de casos controles test negativo para comparar los casos de gripe confirmados en casos con los controles negativos en las temporadas gripales 2011-12 a 2014-15.

Como datos más llamativos señalan una reducción de la efectividad vacunal en los vacunados en la temporada actual y la previa respecto al subtipo A/H3N2, pero sin significación estadística. Concluyen que aun así, la vacunación anual es más efectiva que no recibir la vacuna en la temporada actual.

El impacto de la vacunación antigripal en la temporada anterior en la efectividad posterior de la vacuna de la gripe para prevenir hospitalizaciones relacionadas con esta enfermedad durante cuatro temporadas de gripe en Canadá




Se requieren esfuerzos adicionales para mejorar la vacunación antigripal en embarazadas


Mazagatos C, Delgado-Sanz C, Oliva J et al. Exploring the risk of severe outcomes and the role of seasonal influenza vaccination in pregnant women hospitalized with confirmed influenza, Spain, 2010/11-2015/16. PLoS ONE 2018;13:0200934

Mediante los datos obtenidos del Sistema de Vigilancia de Casos Graves Hospitalizados por Gripe en España entre las temporadas 2011/12 a 2015/16 en el que se registran los casos confirmados en hospitales centinelas, se plantea este estudio cuyo objetivo es el de aumentar la evidencia de que el embarazo supone un factor de riesgo para padecer una gripe grave y, adicionalmente, estudiar el papel potencial de la vacunación antigripal estacional en la prevención de los desenlaces graves en embarazadas infectadas.

Los autores encontraron que las gestantes tienen un riesgo relativo de hospitalización por una gripe grave de aproximadamente 7.8 veces superior que las no embarazadas en edad reproductora. De 167 embarazadas de las que se conocía el estado de vacunación, solamente cinco (3.6%) habían recibido la vacuna antigripal. Esta baja cobertura solo permitió obtener estimaciones crudas pero que sugieren (no ajustadas por factores de confusión) que la vacuna antigripal tiene un papel protector frente a los ingresos en cuidados intensivos o frente a los fallecimientos.

Los resultados globales apoyan que las embarazadas se pueden beneficiar de la vacunación antigripal, en sintonía con las recomendaciones nacionales e internacionales, aunque en España hacen falta esfuerzos adicionales dada las bajas coberturas obtenidas en este grupo. Como limitantes del estudio destacan la pequeña muestra y la selección de la población estudiada.

Explorando el riesgo de resultados graves y el papel de la vacunación contra la gripe estacional en mujeres embarazadas hospitalizadas con gripe confirmada, España, 2010 / 11-2015 / 16

 




¿Por qué hay que vacunarse de la gripe cada año?


El año pasado cerca de 800.000 personas padecieron la gripe en España. Se trata de un importante problema de salud, tanto por la mortalidad que puede provocar directa o indirectamente, como por las complicaciones que puede ocasionar y los costes económicos y sociales que origina.

El Ministerio de Sanidad explica que se trata de una enfermedad infecciosa aguda de las vías respiratorias causada por un virus, y advierte de que entre sus características más importantes está su elevada capacidad de transmisión de una persona a otra. Se presenta generalmente en invierno y de una forma epidémica.

En concreto, el virus causante de la gripe tiene una elevada capacidad de sufrir variaciones en sus antígenos de superficie (proteínas que tienen especial relevancia en la capacidad de infección del virus y frente a las que los seres humanos producimos anticuerpos que nos protegen).

“Estas variaciones implican la aparición de nuevos virus gripales, frente a los que el ser humano no tiene protección. Actualmente existen vacunas antigripales con una alta efectividad y seguridad para controlar la gripe, pero debido a esta alta capacidad de los virus gripales de variar año tras año la vacuna debe actualizarse cada nueva temporada y administrarse anualmente”, advierte.

“La vacuna frente a la gripe cambia todos los años porque el virus de la gripe tiene la virtud de que cada año cambia la forma de presentarse en sociedad y su disfraz, por eso la vacuna tiene que adaptarse a las características del virus gripal y por eso hay que vacunarse todos los años”, subraya en una entrevista con Infosalus, el presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), el doctor Amos José García.

En concreto, este año, es a partir de la segunda quincena de octubre cuando empieza la vacunación contra la gripe. “Hay que estar preparados para luchar contra el virus”, señala. La fecha de comienzo de la campaña vacunal viene determinada por la época en que habitualmente comienza a circular el virus, es decir, en los meses de octubre-noviembre en el hemisferio norte, y en el hemisferio sur en marzo-abril.

“La vacuna comienza a hacer efecto aproximadamente a las dos semanas de su aplicación, por lo que conviene no demorarse a la hora de vacunarse”, aconseja el experto, quien también reconoce que la vacunación sirve si se administra más tarde.

El doctor García resalta que es súper importante que los grupos de riesgo se vacunen contra la gripe. “Una cuestión importante es ser consciente de que lo que se persigue con la vacunación es evitar muertes y complicaciones porque si bien para la inmensa mayoría de la ciudadanía la gripe es un proceso incómodo pero que se resuelve bien, para sectores concretos puede suponer un problema de salud serio, que puede dar lugar a complicaciones severas o llevarlos a la muerte, algo que desgraciadamente ocurre anualmente”, advierte el especialista.

Quién debe vacunarse

Dentro de los grupos de riesgo que deben vacunarse se encuentran las embarazadas, la población mayor de 60-65 años, y entre los 6 meses de vida y los 65 aquellos que presenten una patología de base que les haga más vulnerables a la hora de enfrentarse a la gripe. Después estarían aquellos profesionales que mantienen un contacto directo y continúo con el público, como son el profesional sanitario, los bomberos, o la policía, por ejemplo.

Únicamente no deben vacunarse aquellas personas que presenten alguna contraindicación a la vacuna, aunque es muy raro, sea temporal o permanente, pero por un problema de contraindicación”, precisa el experto. Según explica el presidente de la Asociación Española de Vacunología, no se vacuna a toda la población porque no hay vacunas para todas las personas, y sí hay que hacer el esfuerzo a la hora de priorizar aquellos grupos de riesgo, que tienen mayor posibilidad de complicaciones o de morir por la gripe. “Un ciudadano que no forme parte de los grupos diana tendría que acudir a la farmacia y vacunarse”, precisa.

El experto recuerda que el periodo de vacunación de la gripe es de uno a 5 días, además de que se puede contraer la gripe a pesar de estar vacunado, si bien afirma que los síntomas serán más leves.