Etiqueta Vacunas

image_pdfimage_print

Immunization of pregnant women against pertussis: the effect of timing on antibody avidity

22/04/2015

Raya A, Bamberger E, Almog M, Peri R. Vaccine available 3 March 2015.

Palabra clave: Tos ferina. Vacuna. Embarazo

En relación a las recomendaciones de vacunación frente a la tos ferina en embarazadas de Israel desde 2012, se plantea un estudio inmunológico que evalúa la avidez (marcador subrogado de inmunidad humoral duradera) de la inmunoglobulina IgG frente a la toxina pertussis en embarazadas vacunadas durante el último periodo de la gestación, en relación a las no vacunadas, y si existe un periodo preferente de vacunación para conseguir la máxima avidez de los anticuerpos en cordón umbilical. Incluyen a 52 mujeres vacunadas y a 8 no vacunadas comprobando que la avidez es significativamente mayor en las primeras (p<0.001).

Respecto al momento de la vacunación en el que se alcanzarían los anticuerpos de mayor avidez, los autores encontraron que era significativamente superior en el cordón de las mujeres vacunadas entre la semana 27 y la 30 al compararlo con el de las mujeres vacunadas entre la semana 31 y 36 y más allá de la 36.

Este fenómeno probablemente sea debido a que la avidez (funcionalidad) aumenta a medida que lo hace la exposición al antígeno (madurez). Tras exponer las limitaciones (estudio unicéntrico, muestra pequeña y desconocimiento de niveles protectores de la avidez), concluyen que si se define el momento óptimo de la vacunación, podría mejorar el control de la tos ferina en los lactantes pequeños, por lo que deberían de llevarse a cabo más estudios que confirmaran como óptima la vacunación entres las semanas 27 y 30 más 6 días.

[mas información]

Artículos relacionados

Long-term efficacy of hepatitis E vaccine

22/04/2015

Zhang J, Zhang X, Huang S, wu T, Hu Y et al. N Eng J Med 2015;372:914-922.

Palabra clave: Hepatitis E. Vacuna.

Respecto de la vacuna frente a la hepatitis E, Hecolin, en uso en la República Popular de China desde 2012 se desconoce su eficacia a largo plazo. En el estudio inicial de eficacia de esta vacuna en 56.302 adultos de 16 a 65 años que recibieron tres dosis (0, 1 y 6 meses) los vacunados fueron seguidos durante un periodo de 19 meses para mantener posteriormente las características del estudio (doble ciego) durante 4.5 años. Al final de este periodo se identificaron 60 casos de hepatitis E en el grupo vacunal (0.3 casos/10.000 personas/año) y 53 en el grupo control (hepatitis B) lo que equivale a una eficacia del 86.8% (IC 95%: 71-94) en el análisis de intención de tratar modificado. De los voluntarios evaluados para inmunogenicidad y eran seronegativos en el reclutamiento, el 87% de los que recibieron tres dosis mantenían anticuerpos frente al virus durante al menos 4.5 años, mientras que en el grupo control los desarrollaron el 9%. La tasa de efectos adversos fue similar en ambos grupos. Una editorial acompañante enfatizan en que la protección es para el genotipo más prevalente en China (4) por lo que hacen falta más estudios para conocer la eficacia en áreas donde los otros tres genotipos son prevalentes. También subrayan la ausencia de datos epidemiológicos de infección y de enfermedad en la infancia y en las gestantes (carga de enfermedad) en varias zonas del mundo, incluidos los Estados Unidos, lo que dificulta definir las aplicaciones y de salud pública de esta vacuna. Otro dato importante es la ausencia de datos de seguridad y de eficacia en menores de 16 años y su compatibilidad con otras vacunas.

[mas información]

Artículos relacionados

Antibody responses among adolescent females receiving the quadrivalent HPV vaccines series corresponding to standard or non-standard dosing intervals

22/04/2015

Russell K, Dunne E, Kemper A, Dolor R, Unger E, Panicker G et al. Vaccine 2015;33:1953-1958.

Palabra clave: Papiloma. Vacuna. Intervalos

Al ser relativamente frecuente que no se cumplan los intervalos en los esquemas recomendados de vacunación con el preparado tetravalente frente al virus del papiloma humano (0, 1-2 y 6 meses), los autores llevan a cabo un estudio prospectivo para evaluar los títulos de anticuerpos frente a los cuatro genotipos vacunales cuando las segundas o terceras dosis se administran en tiempo o cuando se demoran. Incluyen a 331 mujeres sanas de 9 a 18 años en el momento de la recepción de las segundas o terceras dosis y las clasifican en cuatro grupos: 1) ambas dosis en tiempo, 2) la segunda demorada más de 90 días, 3) solo se demora la tercera en más de 180 días, y 4) ambas dosis se demoran.

Encuentran que los GMT´s tras la tercera dosis para los cuatro tipos no fue significativamente inferior en cualquiera de los grupos con retraso respecto de los que se vacunaron según el esquema convencional. Al comparar estos últimos con los del grupo 3, respecto a la tercera dosis, los títulos fueron significativamente mayores en los retrasados (p<0.05) para los tipos 6, 11 y 16. Concluyen que sus resultados sugieren que los retrasos en la administración de las segundas o terceras dosis no interfieren con las respuestas inmunes tras finalizar el esquema completo de vacunación, al igual que ocurre con las vacunas de hepatitis A y B. Por otra parte, apoyan las actuales recomendaciones de no administrar dosis adicionales de vacuna en caso de retrasos.

[mas información]

Artículos relacionados

Relationship between Guillain-Barré syndrome, influenza related hospitalizations, and influenza vaccine coverage

22/04/2015

Iqbal Sh, Li R, Gargiulo P, Vellozzi C. Vaccine available on line 4 March 2015.

Palabra clave: Gripe. Vacuna, Guillain-Barré.

Los autores, de los CDC norteamericanos, mediante un estudio ecológicos utilizando datos nacionales, exploran las complejas relaciones entre la enfermedad gripal, la vacuna antigripal y el Síndrome de Guillain-Barré (SGB). Abordan, también, el patrón estacional de las hospitalizaciones por SGB. La cobertura vacunal frente a la gripe aumentó año a año desde un 19.7% en la temporada 2004-2005 hasta un 35.5% en la 2008-2009 pero no se observó un patrón similar para las hospitalizaciones por SGB. Globalmente se observó una correlación significativa entre las hospitalizaciones mensuales por neumonía y gripe y las hospitalizaciones por SGB (coeficiente de correlación de Spearman de 0.7016 8 con p<0.0001). Se superpuso un cluster significativo de hospitalizaciones por neumonía/gripe durante diciembre 2014-enero 2005 y de SGB en enero-febrero 2005.

Tras contabilizar para los efectos de la cobertura vacunal mensual y por la edad, las hospitalizaciones por neumonía/gripe se asociaron significativamente con las hospitalizaciones por SGB en el mes concurrente pero no con las hospitalizaciones por SGB en los meses posteriores. Por último, encontraron un patrón estacional para el SGB con los meses de invierno en relación a que en esos meses había mayores tasas respecto del mes de junio. Los autores concluyen que las hospitalizaciones por neumonía/gripe se correlacionaban significativamente con las hospitalizaciones por SGB, mientras que a nivel poblacional las coberturas de vacunación antigripal no afectaban significativamente las tasas de hospitalización por SGB.

[mas información]

Artículos relacionados

Intussusception After Monovalent Human Rotavirus Vaccine in Australia: Severity and Comparison of Using Healthcare Database Records Versus Case Confirmation to Assess Risk

22/04/2015

Quinn H, Wood N, Cannings K, Dey A, Wang H, Menzies R et al. Pediatr Infect Dis J 2014; 33(9): 959-65.

Palabra clave: invaginación, vacuna rotavirus.

El presente trabajo tiene como objetivos evaluar la calidad del diagnóstico de invaginación en bases de datos sanitarios en Australia (para comprobar la validez de poder usar las citadas bases) y comparar la gravedad clínica de los casos confirmados de invaginación asociados con la vacunación respecto a aquellos no asociados a la vacunación.

Estudio realizado en Nueva Gales del Sur, Australia, en el que se recogieron datos en bases de datos hospitalarias y de urgencias en menores de 12 meses entre julio 2007 y junio 2010.

Se identificaron un total de 179 episodios de invaginación de los cuales 110 (61%) cumplieron los criterios diagnósticos establecidos por Brighton. Entre los casos que cumplían los criterios diagnósticos y que aparecieron en los primeros 21 días tras la vacunación, la proporción de los que requirieron cirugía fue del 39% (vs. 34% en el resto de casos, diferencias no estadísticamente significativa).

Los autores concluyen que los cuadros de invaginación tras la vacunación no presentaron mayor gravedad. Se trata del primer estudio que presenta una comparación de las características de la invaginación que se presenta tras la vacunación respecto al resto de invaginaciones.

[mas información]

Artículos relacionados

Allergic reactions after egg-free recombinant influenza vaccine: reports of the US Adverse Event Reporting System

22/03/2015

Woo E. Clin Infect Dis 2015;60:777-778.

Palabra clave: Gripe. Vacuna. Recombinante. Alergia.

Trabajo que presenta los acontecimientos adversos de tipo alérgico declarados al sistema VAERS de los Estados Unidos en relación a la vacuna antigripal recombinante (vacuna libre de proteínas de huevo) aprobada para su uso entre 18 y 49 años y autorizada por la FDA en enero de 2013, registrados entre enero de 2013 y julio de 2014. Se identificaron 18 reportes de los que en doce se describen signos y síntomas consistentes con reacciones agudas de hipersensibilidad y de los que dos cumplían los criterios de anafilaxia nivel 2 de la clasificación de Brighton Collaboration. Diez de los doce reportaron una historia de alergia, especialmente al huevo o a otras vacunas antigripales. Los resultados obtenidos, aunque limitados, sugieren que las reacciones alérgicas tras la vacunación no están necesariamente relacionadas con las proteínas del huevo. Estos resultados pueden estar sometidos a numerosos sesgos (elección de esta vacuna por problemas médicos anteriores, diferentes prácticas de prescripción, nueva vacuna..) y podrían reflejar una susceptibilidad preexistente a hipersensibilidad en algunas personas, más que a una relación causal con la vacuna). A la vista de los datos, el fabricante añadió un párrafo a la ficha técnica en octubre de 2014 en el sentido de incluir en la seguridad de la vacuna los trastornos del sistema inmune: anafilaxia, reacción anafilactoide, reacciones alérgicas y otras formas de hipersensibilidad.

[mas información]

Artículos relacionados

Effectiveness of rotavirus vaccine, licensed but no funded, against rotavirus hospitalizations in the Valencia Region, Spain

22/03/2015

Pérez S, Díez Domingo J, López M, Martínez S, Martínez M. BMC Infectious Diseases 2015;15:92.

Palabra clave: Rotavirus. Vacuna. Efectividad. Hospitalizaciones

Análisis de la efectividad frente a las hospitalizaciones de las dos vacunas frente a rotavirus, ocho años después de comercializarse en España, llevado a cabo en la Comunidad Valenciana. Para ello diseñan un estudio retrospectivo de cohortes utilizando la base de datos de la Comunidad para residentes en la misma menores de 3 años y cubiertos por el Sistema Nacional de Salud entre enero de 2007 y junio de 2012. Compararon dos cohortes de vacunados: 1) la primera incluyó a niños con la menos una dosis de vacuna, y 2) niños no vacunados frente a rotavirus pero que sí habían recibido alguna dosis de vacuna antineumocócica conjugada (no financiada). El end point fue la efectividad frente a la hospitalización por infección confirmada por rotavirus o codificada como tal mediante el índice de Cox. El estudio incluyó a 78.281 vacunas de rotavirus y a 96.643 de antineumocócica. La efectividad ajustada frente a la infección confirmada o probable fue del 86% (IC 95%: 78-91) y del 88% (IC 95%: 81-92) para una serie completa, según se tratara de la vacuna monovalente o de la pentavalente, respectivamente. Los autores concluyen, después de analizar los posibles sesgos del estudio, que la alta efectividad alcanzada argumenta a favor de su inclusión en los calendarios oficiales de vacunación aunque se precisaría información adicional respecto de la seguridad, de la duración de la protección y del análisis riesgo/beneficio.

[mas información]

Artículos relacionados

A 9-valent HPV vaccine against infection and intraepithelial neoplasia in women

22/03/2015

Joura E, Giuliano A, Iversen O, Bouchard C, Mao C, Mehlsen J et al. N Eng J Med 2015;372:711-723.

Palabra clave: Papilomavirus. Vacuna. 9 genotipos

Ensayo clínico aleatorio, multicéntrico, doble ciego, fase 2b-3 de una vacuna frente a las infecciones por virus del papiloma humano que incluye los 4 genotipos de la vacuna tetravalente más los de alto riesgo 31, 33, 45, 52 y 58, en 14215 mujeres de 16 a 26 años que recibieron bien esta vacuna o la tetravalente en esquema de tres dosis (0, 2 y 6 meses). Los resultados más destacables fueron los relativos al grupo “por protocolo” donde las tasas de enfermedad vulvar, genital o cervical de alto grado relacionada a los 5 genotipos nuevos fue del 0.1/1000 personas/año y de 1.6/1000 en el grupo tetravalente, lo que supone una eficacia del 96.7% (IC 95%: 80.9-99.8). Respecto al grupo de “intención de tratar” (incluye a participantes con/sin infección por uno/s de los cinco tipos adicionales en el momento de la vacunación) la tasa de enfermedad de alto grado fue similar en ambos grupos: 14.0/1000 personas/año).

En cuanto a la inmunogenicidad, las respuestas a los genotipos comunes no fue inferior a los encontrados en el grupo tetravalente, y en lo que respecta a la seguridad vacunal, la nueve valente produjo mayor número de reacciones locales que la tetravalente debido a la mayor cantidad de material inmunizante y de adyuvante AAHS. Los autores piensan que esta vacuna aumentará la cobertura frente a lesiones cancerosas en un 15%-20% de cánceres cervicales y en un 5%-20% de otros cánceres relacionados con papilomavirus y que un elemento clave en la prevención sigue siendo la vacunación en edades precoces de la vida donde todavía no ha existido exposición a ninguno de los oncotipos. Una de las limitaciones del estudio es la ausencia de un grupo placebo (por razones éticas) y la duración limitada del periodo de seguimiento que fue de 53 meses.

[mas información]

Artículos relacionados

Vaccination, Underlying Comorbidities, and Risk of Invasive Pneumococcal Disease

22/03/2015

Yildirim I, Shea KM, Little BA, Silverio AM, Pelton SI. Pediatrics. 2015;135: 495-503.

Palabra clave: enfermedad neumocócica invasiva, epidemiología, vacuna.

Con la introducción de la vacuna antineumocócica conjugada en los Estados Unidos en el año 2000 se redujo drásticamente la enfermedad neumocócica invasivano sólo entre los niños seleccionados para la vacunación, sino también entre los niños no vacunados y en adultos, a través de la reducción de los serotipos vacunales que colonizaban la nasofaringe y la reducción de la trasmisión entre niños. Sin embargo, la enfermedad no se distribuye de manera uniforme y los niños con condiciones clínicas subyacentes están representados de manera desproporcionada, especialmente entre los niños mayores de años.

El objetivo de esta trabajo ha sido evaluar la epidemiología de la enfermedad neumocócica invasiva en niños de Massachusetts con enfermedades de base que presenten mayor riesgo y evaluar las tendencias en el tiempo en esta población de niños después de la introducción de la vacuna conjugada frente al neumococo.

Para ello se registraron todos los casos de enfermedad neumocócica invasiva en niños en Massachusetts desde 2002 hasta el 2014. Los datos demográficos y clínicos fueron recolectados a través de entrevistas telefónicas de seguimiento con los padres y/o personal de atención primaria. Las condiciones subyacentes fueron clasificadas según el Informe de la Comisión de Enfermedades Infecciosas de 2012 y las recomendaciones del Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de 2013.

Los resultados encontrados fueron los siguientes: se detectaron un total de 1052casos de enfermedad neumocócica invasiva en niños menores de 18 años en Massachusetts durante el periodo de estudio. De éstos el 22,1% tenía al menos una comorbilidad. Enfermedades con inmunodepresión (32,7%) y enfermedades respiratorias crónicas (22,4%) fueron las que se registraron con mayor frecuencia. En el momento del diagnóstico de enfermedad neumocócica invasiva los niños con comorbilidades eran mayores (54 frente a 23 meses, p=0,001) frente a los que no presentaban comorbilidades. Tenían una mayor proporción de hospitalización (2,5; IC95%:1,7-3,6) y las tasas de letalidad (OR 3,7; IC95%:01/05 a 08/09), en comparación con los niños sin enfermedades subyacentes conocidas después de ajustar por edad, sexo, año de diagnóstico y el estado de vacunación. Durante los últimos 2 años del estudio, la enfermedad neumocócica invasiva entre los niños con comorbilidades fue causada por serotipos no incluidos en la vacuna 13 valente, serotipos de enfermedad neumocócica invasiva la vacuna 23-valente polisacárida (50%) o los serotipos que no están incluidos en ninguna de las vacunas (50%).

Los autores llegan a la conclusión que en niños con comorbilidad, los resultados de resultados enfermedad neumocócica invasiva y mortalidad es más alta, y una gran proporción de la enfermedad es debida a los serotipos no incluidos en las vacunas conjugadas actuales. Se necesita investigación adicional, específicamente para desarrollar y evaluar estrategias adicionales para la prevención de la enfermedad neumocócica invasiva en los niños más vulnerables.

[mas información]

Artículos relacionados

Has the incidence of empyema in Scottish children continued to increase beyond 2005

22/03/2015

Nath S, Thomas M, Spencer D, Turner S. Arch Dis Child 2015;100:255-258.

Palabra clave: Empiema. Neumococo. Vacuna.

Estudio poblacional en Escocia para conocer los cambios en la incidencia de empiema pleural en menores de 14 años ingresados hospitalariamente entre 1981 y 2013 y evaluar su relación con la vacunación antineumocócica de siete serotipos en 2006 y la de once en 2010. Se identificaron 540 casos durante el periodo, 217 entre 1981 y 2005 y 323 entre 2006 y 2013, lo que supone un incremento en la incidencia anual media de 9/1.000.000 entre 1981 y 2005 y de 47/1.000.000 después de 2005. Las ratios de las tasas de incidencia entre la era prevacunal y la era de siete serotipos fueron de 2.14 en todos los grupos de edad (1.72 en menores de un año, 2.26 en los de 1 a 4 años, 2.88 en los de 5 a 9 y de 1.44 entre los 10 y 14 años), siendo significativo para los de 1 a 9 años. Las ratios de las tasas de incidencia entre la era de siete serotipos y la de trece fueron de 0.78 para todas las edades siendo significativa la reducción, pero no para cada uno de los grupos de edad analizados. Entre 2006 y 2010 los serotipos causantes fueron 1, 14A, 19A, 3 y 7. Los autores concluyen que la incidencia de empiema está decreciendo modestamente desde la introducción de la vacuna PnC13 pero aun así la incidencia en 2013 permanece más alta que la del año 2000. Exponen también las limitaciones de su estudio como manejar la incidencia de ingresos en lugar del número de ellos, los cambios en las guías de práctica clínica y basar los diagnósticos en los códigos hospitalarios y el retraso entre los ingresos y la notificación del empiema lo que puede hacer que éste se haya infraestimado.

[mas información]

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 18 19 20 21 22 23


Subir al menú