Etiqueta varicela

image_pdfimage_print

A spot of bother: why varicella vaccine programs matter

27/11/2015

Harris T, Seo C, Shing E, Wong K, Fediurek J, Seeks S. CCDR 2015;41:241-249.

En septiembre de 2004 las autoridades sanitarias de Ontario incluyeron la vacuna de varicela monocomponente en el segundo año de vida para pasar a un régimen de dos dosis en forma combinada con triple vírica, a los 4-6 años, en 2011. Los autores se plantean en este estudio evaluar el programa provincial de vacunación entre 1993 y 2013, tanto en el impacto como en los efectos adversos postvacunales. La incidencia de varicela disminuyó significativamente entre ambos periodos, pasado de 311.4/100.000 a 22.2/100.000, correspondiendo el mayor descenso a los de 1 a 4 años, seguidos de los de 5 a 9 y a los menores de un año.

Entre los dos periodos la proporción de casos en los de 10 a 14 años aumentó del 10.8% al 19.8%. El efecto adverso más comúnmente declarado tras la primera dosis fue el exantema (37.3%), seguido de dolor y de enrojecimiento local y las reacciones locales tras la vacunación conjunta. Los autores concluyen que sus resultados están en sintonía con otros publicados y con efectos indirectos (menores de un año). Como limitaciones señalan el sistema pasivo de vigilancia en relación a los datos ausentes/incompletos, sesgos de declaración e infradeclaración.

[mas información]

Artículos relacionados

Embarazada vacunada con serología negativa a varicela

11/11/2015

Respuesta del Experto a …

Embarazada vacunada con serología negativa a varicela

Pregunta

Buenos días, Estoy embarazada de 14 semanas ahora y en la analítica del primer trimestre presentaba serología negativa de la varicela a pesar de estar vacunada con dos dosis desde hace un año. Según me he informado la detección de anticuerpos tras la vacunación frente a varicela debe realizarse, para ser totalmente fiables, mediante una técnica especial (FAMA o gpELISA), no disponible en muchos laboratorios. Comenté este tema tanto a mi ginecólogo como a mi médico de cabecera que me han repetido análisis pero me temo que con la técnica de siempre dando negativo de nuevo. Mi pregunta es en qué laboratorio se emplean estas técnicas o dónde/cómo puedo solicitar que me hagan dicha prueba de detección de anticuerpos usando alguna de estas técnicas? Porque mi médico y mi ginecólogo al ver que no hay anticuerpos me dicen que no me pueden considerar como inmune, pero claro, por otro lado si desconocen estas técnicas o este hecho puntual de los anticuerpos de la vacuna de la varicela tampoco me pueden prescribir un análisis específico. Muchas gracias.

Respuesta de José Antonio Navarro (11 de Noviembre de 2015)

El ACIP de los Estados Unidos considera que un adulto es inmune a la varicela, entre otras, a la recepción de dos dosis de vacuna a intervalos apropiados. Por tanto, si ha recibido esas dos dosis se considera como inmune y no precisa de serología (1).

Referencias

1. Marin M, Güris D,Chaves S, Schmid S, Seward J. Prevention of Varicella Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR 2007;56:RR-4

Artículos relacionados

Impact of the US Two-dose Varicella Vaccination Program on the Epidemiology of Varicella Outbreaks: Data from Nine States, 2005–2012

6/10/2015

Leung J, Lopez AS, Blostein J, Thayer N, Zipprich J, Clayton A et al. Pediatr Infect Dis J 2015; 34(10): 1105-9.

Palabra clave: varicela, brotes.

En EEUU durante el año 2007 se cambió la recomendación de vacunación frente a varicela de una a dos dosis para aumentar la disminución de la incidencia de varicela y prevenir brotes de la misma ( con dos dosis la efectividad de la vacuna subiría al 94-98%). El objetivo del presente trabajo es describir las tendencias y características de los brotes de varicela informados por 9 estados americanos a los CDC entre 2005 y 2012; se tomaron tres periodos de tiempo: 2005-6, 2007-9 y 2010-2.

Se registraron datos de los brotes de varicela por parte de 9 estados: fechas del brote, lugar y número de casos, casos por grupo de edad, estado vacunal y confirmación de laboratorio.

En los seis estados que reportaron datos durante todo el periodo de estudio, se registraron 929 brotes. Basado en estos datos, el número de brotes descendió un 78% de 147 en 2005 a 33 en 2012. El total de brotes de los 9 estados fue de 1015 con 13.595 casos. El tamaño y la duración de los brotes disminuyó a lo largo del tiempo de forma significativa. La mediana de casos fue de 12, 9 y 7 durante los periodos 2005-6, 2007-9 y 2010-2; y la duración de 38, 35 y 26 días respectivamente. El 95% de los brotes se declararon en escuelas si bien este porcentaje sufrió un descenso del 97 al 89%. El 65% de los casos en brotes se produjeron en el grupo de edad de 5 a 9 años, con un descenso desde el 76% en el periodo inicial al 45% final.

Los autores concluyen que la vacunación con dos dosis de varicela parece que ha reducido significativamente el número, tamaño y duración de los brotes de varicela en los EEUU. Aunque la información sobre los antecedentes vacunales no fue completa, la proporción de brotes con no vacunados fue en aumento durante el estudio.

Es esperable que el aumento de coberturas consiga un progresivo descenso de la incidencia de varicela así como del número de brotes.

[mas información]

Artículos relacionados

Varicella zoster virus immunity: A primer

29/09/2015

Duncan CJ, Hambleton S. Journal of Infection 2015; 71(S1): S47-53.

Palabra clave: Varicela.

Artículo de revisión que repasa de forma somera las características del virus varicela-zóster (VVZ), la patología causada por el mismo y la respuesta del sistema inmune ante la infección por el virus.

Los autores hacen un breve repaso de la evidencia de modelos animales y estudios observacionales que definen los factores de riesgo para varicela grave y los elementos más importantes para la inmunidad frente al VVZ. Aunque los anticuerpos circulantes pueden prevenir la infección primaria, la respuesta innata y celular parece más importante para limitar su gravedad y duración.

El mejor conocimiento de estos factores de protección puede ayudarnos a desarrollar estrategias de protección más efectivas para la prevención y tratamiento de la varicela grave.

[mas información]

Artículos relacionados

A Randomized, Double-Blind, Phase III Study of the Immunogenicity and Safety of a 9-Valent Human Papillomavirus L1 Virus-Like Particle Vaccine (V503) Versus Gardasil® in 9–15-Year-Old Girls

21/09/2015

Vesikari T, Brodszki N, van Damme P, Diez-Domingo J, Icardi G, Kjeld Petersen L et al. Pediatr Infect Dis J 2015; 34(9): 992-8.

Palabra clave: vacuna nonavalente frente al VPH.

El estudio compara la inmunogenicidad y la seguridad de la vacuna nonavalente frente al VPH (VPH9) con la de la cuadrivalente (VPH4) en niñas de 9 a 15 años.

Ensayo clínico controlado multicéntrico (24 centros) doble ciego en el que se aleatorizó un total de 600 niñas para recibir la vacuna VPH4 y la vacuna VPH9 (pauta 0, 2 y 6 meses). El estudio se realizó el año 2011 en 5 países, España entre ellos. Se midieron títulos de anticuerpos y tasas de seroconversión así como se evaluó la seguridad. Se hicieron dos grupos de edad, de 9 a 12 años y de 13 a 15, la randomización fue 1:1.

La respuesta a los genotipos comunes de ambas vacunas (6, 11, 16 y 18) fueron comparables. Todas las participantes (excepto 1 para el genotipo 45) vacunadas con VPH9 seroconvirtieron para los serotipos adicionales. Se observó mejor respuesta inmnológica (medida en títulos de anticuerpos) en el grupo más joven. Ambas vacunas mostraron perfiles comparables de seguridad, aunque la incidencia de la hinchazón en el lugar de la inyección fue mayor en el grupo de la nonavalente, si bien el estadio más grave de dicho efecto adverso se produjo con la misma frecuencia en ambas vacunas. Los efectos adversos más frecuentes en la VPH9 fueron dolor de cabeza, febrícula (más frecuente que en la VPH4), nauseas, dolor orofaríngeo y dolor abdominal, muy similares a los asociados a la VPH4.

Los autores concluyen que la respuesta inmune a los genotipos comunes fue comprable en ambas vacunas con un similar perfil de seguridad. Los similares datos de inmunogenicidad nos permiten inferir similar eficacia protectora de ambas vacunas para los genotipos compartidos.

[mas información]

Artículos relacionados

An Overview of Quadrivalent Human Papillomavirus Vaccine Safety: 2006 to 2015.

21/09/2015

Vichnin M, Bonanni P, Klein NP, Garland SM, Block SL, Kjaer SK et al. Pediatr Infect Dis J 2015; 34(9): 983-91.

Palabra clave: vacuna virus papiloma humano cuadrivalente, seguridad.

La vacuna cuadrivalente Gardasil ha sido aprobada en 129 países, introducida en los calendarios vacunales de numerosos países y se han distribuido más de 183 millones de dosis hasta abril de 2015.

Revisión de la literatura y de otras fuentes, con datos hasta 2015 sobre la seguridad de la vacuna. Más de 15 estudios (más de un millón de vacunado/as) se han llevado a cabo; aunque la mayoría se han desarrollado en población general, también hay estudios desarrollados en poblaciones especiales como mujeres embarazadas, VIH positivos o personas con lupus eritematoso sistémico. Se incluyen estudios activos de farmacovigilancia (Vaccine Safety Datalink, estudios de Dinamarca y Suecia, de la Kaiser Permanente, estudios del propio laboratorio y estudios de seguimiento de enfermedades autoinmunes de Francia), estudios de farmacovigilancia pasiva (VAERS y Australia), así como el registro de embarazadas vacunadas accidentalmente. También están disponibles otros estudios en forma de material suplementario.

Como resumen de todos los trabajos de seguimiento, se puede afirmar que sólo el sincope y posiblemente las infecciones cutáneas se han asociado con la vacunación en los estudios postcomercialización. Posibles eventos adversos graves (como los relacionados con el embarazo, enfermedades autoinmunes como el síndrome de Guillain-Barre o esclerosis múltiple, anafilaxia, tromboembolismo o ictus) han sido ampliamente estudiados y no se ha observado un aumento en la incidencia de estos eventos respecto a las tasas previas.

Los autores concluyen que los datos postcomercialización de la vacuna VPH4 presentan un perfil favorable de seguridad. La seguridad de la vacuna ha sido evaluada por organizaciones regulatorias y médicas de diferentes lugares del mundo y continúan recomendando su uso. Respecto al sincope, el ACIP recomendó un periodo de vigilancia de 15 minutos, la recomendación parece que ha reducido la presentación de este efecto adverso. Los autores reconocen una serie de limitaciones entre las que se encuentra que tras la aparición de un posible efecto adverso, raramente se consigue información suficiente para establecer una relación casual.

Este tipo de trabajos son absolutamente necesarios para recoger toda la información relevante y reafirmar la seguridad de la vacuna ante la población general y la comunidad sanitaria. Se recogen casi todas las cuestiones de seguridad que se han planteado (en la mayoría de las ocasiones de forma infundada) con la vacuna VPH4 si bien no se mencionan algunas “crisis” como las acaecidas en Japón (Sindrome Doloroso Complejo Regional) o en algunos países europeos (supuestas enfermedades desmielinizantes). Absolutamente recomendable para quien tenga necesidad de estar al día respecto a la seguridad de la vacuna así como los posibles efectos adversos que se han descartado.

[mas información]

Artículos relacionados

Response to Hepatitis B virus vaccine in young adults with perinatally acquired HIV infection

21/09/2015

Sadarangani M, Tam H, McDonald S, Fidler S, Foster C. Journal of Infection 2015; 71(3): 495-7.

Palabra clave: hepatitis B, VIH.

Carta al editor en el que los autores comparten su investigación sobre las variables que influyen en la respuesta primaria a la vacuna frente a la hepatitis B (VHB) en adolescentes y adultos jóvenes VIH positivos. Estudio realizado en un hospital londinense en el que se toman un total de 34 adultos VIH positivos (adquirida de forma perinatal) que fueron vacunados con 3 dosis de hepatitis B de 20 mcg. Se comprobó que el 32% fueron no respondedores.

La variable que mejor se relacionó con la respuesta fue la razón CD4/CD8 en el momento de la primera dosis de vacuna frente a la hepatitis B (a mayor razón mayor respuesta). No se observó relación con el intervalo entre dosis de vacuna. Las limitaciones del estudio, además del pequeño tamaño muestral, son de orden de diseño puesto que realmente no quedan demasiado claros algunos aspectos del mismo.

[mas información]

Artículos relacionados

Failure of a Single Varicella Vaccination to Protect Children With Cancer From Life-Threatening Breakthrough Varicella

21/09/2015

Kelley J, Tristram D, Yamada M, Grose C. Pediatr Infect Dis J 2015; 34(9): 1027-9.

Palabra clave: varicela, pacientes inmunodeprimidos.

Comentarios: Informe de casos (Nueva York y Iowa) en el que los autores informan de 2 casos de varicela grave (uno de ellos fatal) en niños con cáncer que habían sido vacunados con una única dosis de vacuna frente a la varicela. El niño que murió tenía 15 años de edad con una leucemia linfoblástica aguda, el otro caso se presentó en una niña de 3 años con hepatoblastoma.

Los autores repasan los casos informados en similares situaciones (7 en total de los que murieron 5) y estiman que a los niños con una gran inmunodepresión vacunados con una sola dosis se les debería tratar como no vacunados en cuanto a la profilaxis con inmunoglobulina o aciclovir ante una posible exposición a varicela.

[mas información]

Artículos relacionados

Long-term safety and efficacy of varicella vaccination in children with juvenile idiophatic arthritis treated with biologic therapy

18/09/2015

Toplak N, Avcin T. Vaccine 2015;33:4056-4059.

Palabra clave: Varicela. Vacuna. Biológicos.

Los autores evalúan la seguridad a largo plazo y la eficacia de la vacuna frente a la varicela en niños con artritis juvenil idiopática (AJI) en tratamiento con agentes biológicos, mediante un estudio prospectivo de cohortes. Se estudiaron seis pacientes con AJI estable de edad media de 4.7 años en tratamiento con etanercept, tocilizumab e infliximab, que recibieron dos dosis de vacuna (Varilrix) y fueron seguidos durante un tiempo medio de 17 meses. Cuatro pacientes las recibieron durante el tratamiento y dos recibieron la primera dosis tres semanas antes de comenzar con metotrexate y la segunda mientras que eran tratados con etanercept. No se detectaron efectos adversos graves ni infección varicelosa tras la vacunación. Por otra parte permaneció estable la actividad de la enfermedad de base. 5 pacientes produjeron anticuerpos protectores específicos a las seis semanas tras la recepción de la segunda dosis de vacuna y un paciente con bajo nivel de anticuerpos presentó una varicela a los cuatro meses tras la segunda dosis.

Concluyen que sus datos demuestran que la vacuna es segura pero con producción heterogénea de anticuerpos que no siempre alcanzaban títulos protectores. Piensan que hasta que no se disponga de más datos, parece prudente considerar cuidadosamente y de manera individual esta vacunación en pacientes en tratamiento con biológicos, y teniendo en cuenta la situación local de la epidemiología de la enfermedad y los riesgos de exposición al virus.

[mas información]

Artículos relacionados

Risk of febrile seizure after measles-mumps-rubella-varicella vaccine. A systematic review and meta-analysis

21/08/2015

Juan Ma S, Xiong Y, Jiang L, Chen Q. Vaccine 2015;33:3636-3649.

Palabra clave: Vacuna. Triple vírica. Varicela. Convulsiones

Búsqueda sistemática hasta diciembre de 2014 de artículos en la bibliografía mundial referidos al riesgo de convulsiones febriles tras la recepción de la vacuna tetravírica (sarampión, rubeola, parotiditis y varicela) en niños en base a un meta-análisis posterior. Incluyeron un total de 39 estudios y en 31 publicados o no publicados que incluían a 40.000 individuos, no se encontraron diferencias significativas en la incidencia entre la triple o la tetravírica, tras cualquier dosis, en el periodo de riesgo de 0 a 28, 0 a 56 horas y 7 a 10 días. Más aún, estos estudios mostraron que la recepción concomitante de la tetravírica con otras vacunas del calendario no fue predictor significativo de convulsiones febriles.

Ocho estudios observacionales postcomercialización que incluyeron a más de 3.200.000 sujetos no mostraron un riesgo elevado de convulsiones febriles con la tetravírica en niños de 4 a 6 años durante los días 7 a 10 ó 0 a 42 tras la vacunación. No obstante, se encontró un incremento aproximado de dos veces de convulsiones febriles durante los días 7 a 10 y 5 a 12 días, tras la recepción de la vacuna tetravírica, en niños de 10 a 24 meses, aunque inferior a 2.95/1.000. Los autores concluyen que se precisan más estudios postcomercialización con diseños más rigurosos para que estos hallazgos puedan ser confirmados.

[mas información]

Artículos relacionados

image_pdfimage_print
1 2 3 4 5 6 12


Subir al menú