Respuesta a un esquema reforzado de vacunación contra la hepatitis B en pacientes infectados por el VIH en condiciones de la vida real


Neukan K, Gutierrez-Valencia A, Llaves Flores S et al. Response to a reinforced hepatitis B vaccination scheme in HIV-infected patients under real-life conditions. Vaccine Epub ahead of print April 10, 2019

Al tener los pacientes VIH una respuesta disminuida a la vacuna de hepatitis B, respecto de los no inmunodeprimidos, se plantea un estudio retrospectivo de cohortes en un hospital universitario español (Virgen del Rocío) para determinar las tasas de respuesta a vacunas de alta carga antigénica en condiciones de vida real y los factores que se asocian a las respuestas.

Los pacientes seronegativos para el virus de la hepatitis B recibieron una pauta de tres dosis (0, 1 y 2 meses) de vacuna de 40 microgramos de antígeno de superficie para realizar serología de uno a doce meses tras la tercera dosis. Se incluyeron en el estudio a 332 pacientes de los que 256 (77.1%) respondieron con AntiHBs ≥10 mIU/mL. La ratio media CD4/CD8 en los respondedores fue de 0.75 versus 0.61 de los no respondedores (p=0.002). Los predictores independientes de respuesta vacunal fueron: sexo femenino (OR ajustado: 6.24), no fumador/a (aOR: 2.151), un ratio CD4/CD8 ≥0.67 (aOR: 2.580) y un nivel basal de copias ARN del virus HIV ≤50 copias/mililitro (aOR: 2.049).

Los autores concluyen que la administración acelerada de tres dosis dobles de vacuna resultan en unas tasas de respuesta que aunque altas, son todavía subóptimas. Proponen considerar la administración de una cuarta dosis de vacuna a los seis meses sin marcadores previos.

Respuesta a un esquema reforzado de vacunación contra la hepatitis B en pacientes infectados por el VIH en condiciones de la vida real




Respuesta inmune a la vacuna contra la hepatitis A en pacientes con VIH


Fritzsche C, Bergmann L, Loeberman M et al. Immune response to hepatitis A vaccine in patients with HIV. Vaccine 2019;37:2278-2283

Estudio retrospectivo transversal cuyo objetivo es de evaluar el impacto de varios factores que pudieran influir en la respuesta inmune a la vacuna monocomponente de hepatitis A (Vaqta o Havrix) o a la combinada A+B en personas de 18 o más años con infección por el virus de la inmundeficiencia humana.

Entre los factores se estudió el recuento de células CD4, la relación CD4/CD8, la carga vírica, el tipo de vacuna y la terapia antiretrovírica. Tras una pauta de vacunación el 80.2% de los pacientes desarrollaron anticuerpos frente a HA de los que el 81.5% habían recibido vacuna A monocomponente y el 79.2% la combinada A+B. En el primer grupo, los factores que significativamente se asociaban con una mejor respuesta fue el de mayor contaje de CD4, mayor relación y menor intervalo entre la vacunación y el control serológico.

En el segundo grupo, los factores fueron la menor edad y el sexo femenino. Al aplicar la regresión logística multivariante, el intervalo entre vacuna y serología de más de cinco años respecto de menos de uno, se asoció significativamente con una disminución de la seroconversión postvacunal.

Los autores concluyen que los pacientes, al menos los de treinta o más años, deberían de pasar por una serología para confirmar seroconversión. Por otra parte, debido al waning inmunitario, se podría plantear un control serológico cada dos años. El tipo de vacuna recibido no afecta a la respuesta inmune.

Respuesta inmune a la vacuna contra la hepatitis A en pacientes con VIH




La vacunación con Fendrix de pacientes con VIH que no respondieron anteriormente tiene una alta tasa de éxito


Machiels J, Braam E, van Bentum P et al. Vaccination with Fendrix of prior nonresponding patients with HIV has a high success rate. AIDS 2019;33:503-507

Los pacientes con VIH tienen una pobre respuesta a la vacuna de hepatitis B, alrededor de un 50% de seroconversión.

Los autores plantean un estudio retrospectivo en ocho centros holandeses de tratamiento de dicha patología en pacientes que no hubieran respondido con anterioridad (AntiHBs inferior a 10 mUI/mL) y que recibieron cuatro dosis de vacuna adyuvada (Fendrix) en régimen 0, 1, 2 y 6 meses.

Se reclutaron 100 pacientes con edad media de 47.3 años y siendo hombres el 86%. 89 habían recibido con anterioridad alguna serie de vacuna convencional. De estos el 28% y el 59.6% habían recibido previamente dos o tres series de vacunas, respectivamente. Tras la revacunación se observó seroconversión en el 81% (IC 95%: 72-88) en pacientes con CD4 de 303 células por microlitro. La tasa de seroconversión no tuvo relación con el número de dosis de vacuna previamente recibidas. No encontraron asociación entre peso, edad y carga vírica.

Tras exponer las limitaciones del estudio (retrospectivo, ausencia de un protocolo estándar de vacunación, no determinación de los títulos exactos de AntiHBs postvacunales, concluyen que sería necesario un ensayo prospectivo y mientras tanto recomiendan considerar el uso de Fendrix en las revacunaciones cuando falle la estrategia vacunal de primera línea.

La vacunación con Fendrix de pacientes con VIH que no respondieron anteriormente tiene una alta tasa de éxito




Colonización neumocócica nasofaríngea e impacto de una dosis única de vacuna antineumocócica 13-Valent conjugada en niños indios con VIH y sus padres no vacunados


Arya BK, Bhattacharya SD, Sutcliffe CG, Ganaie F, Bhaskar A, Bhattacharyya S et al. Nasopharyngeal Pneumococcal Colonization and Impact of a Single Dose of 13-Valent Pneumococcal Conjugate Vaccine in Indian Children With HIV and Their Unvaccinated Parents. Pediatr Infect Dis J 2018; 37(5): 451-8.

La infección por VIH incrementa el riesgo de enfermedad invasiva por neumococo. La vacuna conjugada (VNC) previene la enfermedad invasiva y la adquisición de serotipos vacunales en la nasofaringe.

El objetivo del estudio es evaluar la seguridad y el impacto de una dosis de vacuna VNC13 (Prevenar-13) sobre la adquisición de serotipos vacunales en niños indios con VIH (portador).

Se llevó a cabo un estudio de cohortes en un estado de India en familias de niños infectados con VIH y familias de niños no infectados con VIH; todos los niños recibieron una dosis de VNC13. El estudio se realizó entre 2012 y 2014, en niños de 2 a 5 años no infectados con VIH y de 2 a 15 años infectados con VIH. Se tomaron muestras nasofaríngeas de niños y padres en el momento de la vacunación y dos meses después de la misma.

Un total de 115 niños VIH y 47 no VIH recibieron una dosis de vacuna; el 58% de los niños VIH estaban en tratamiento antirretroviral con un recuento medio de CD4 de 287 previamente al comienzo del tratamiento. No se presentaron efectos efectos adversos en ninguno de los dos grupos vacunados.

Los no infectados presentaron más tasa de colonización por serotipos vacunales que los infectados 55 vs. 23%. La infección por VIH dobló el riesgo de la colonización por serotipos no vacunales. No se observaron diferencias en la adquisición de serotipos vacunales en los infectados 4,4% y los no infectadas 4,5% después de la vacunación, sin embargo los niños mayores de 5 años infectados con VIH presentaron un descenso del aclaramiento de cepas vacunales. El tratamiento antirretroviral no se asoció con diferencia en la colonización neumococica en el momento de reclutamiento ni después de la vacunación, sin embargo los infectados con mayores niveles de CD4 antes del comienzo del tratamiento antirretroviral y tenía menos posibilidades de estar colonizados por serotipos vacunales después de la vacunación.

Los autores concluyen que no se presentaron diferencias en la adquisición de serotipos vacunales en la nasofaringe en los infectados y no infectados con VIH después de una dosis de vacuna. Un acceso más temprano a tratamiento antirretroviral puede impactar en la respuesta a la vacuna en los infectados con VIH.

Estudio de limitado interés en nuestro medio.

Colonización neumocócica nasofaríngea e impacto de una dosis única de vacuna antineumocócica 13-Valent conjugada en niños indios con VIH y sus padres no vacunados




Human Papillomavirus infection and cervical lesions in HIV infected women on antiretroviral treatment in Thailand


Delory T, Ngo-Giang-Huong N, Rangdaeng S, Chotivanich N, Limtrakul A, Putiyanun C et al. Journal of Infection 2017; 74(4): 501-11.

El objetivo del trabajo es estimar la prevalencia, los factores asociados con la infección por el virus del papiloma humano (VPH), los genotipos asociados y las lesiones citológicas/histológicas asociadas.

Se realizó un estudio trasversal dentro de una cohorte de mujeres infectadas con VIH en tratamiento antirretroviral. El estudio comenzó en febrero de 2012 en 24 centros hospitalarios de Thailandia.

Se reclutaron un total de 829 mujeres con una edad media de 40,4 años; de ellas 214 (26%) infectados con VPH, 159 (19%) presentaron infección por virus de alto riesgo, de los cuales 38 fueron VPH 52, 22 VPH 16 y 9 VPH 18. Un recuento bajo de CD4, bajo nivel educativo y menor edad se asociaron con una infección de alto riesgo. 72 mujeres (9%) presentaron ASCUS, 28% (3%) lesiones de alto grado. La infección con VPH de alto riesgo se asoció de forma independiente con lesiones de alto grado.

Los autores concluyen que la prevalencia de infección por VPH y lesiones cervicales fue menor de lo esperado; la distribución de genotipos apoyaría el uso de la vacuna nonavalente.

[más información]




Four year persistence of type-specific immunity after quadrivalent human papillomavirus vaccination in HIV-infected children: effect of a fourth dose of vaccine


Levin M, Huang S, Moscicki A, Song L, Read J, Meyer W et al. Vaccine 2017;35:1712-1720

Al dispones de escasos datos acerca de la inmunogenicidad de la vacuna tetravalente frente a las infecciones por el virus del papiloma humano en niños VIH positivos, los autores evalúan la magnitud y la duración de la respuesta inmune a los 4-5 años después de haber recibido tres o cuatro dosis de dicha vacuna. Los niños (96) fueron vacunados entre los siete y los once años con tetravalente o con placebo (30). A las 72 semanas los primeros recibieron una dosis de recuerdo (84) mientras que los segundos comenzaron con una serie completa de vacunación (27). Se efectuaron análisis de anticuerpos con Luminex competitivo (cLIA) e inmunoensayo a los 2, 3.5 y 4 a 5 años tras la última dosis en cada uno de los brazos del estudio. Tras esta última dosis, los títulos de anticuerpos fueron significativamente mayores en los que recibieron cuatro dosis respecto de los de tres, aunque la proporción de vacunados con serorespuestas al cLIA no varió entre ambos grupos (86%-93% para los tipos 6, 11, 16 y 18). Estos resultados no difirieron respecto de las serorespuestas encontradas al mes de finalizar el esquema de vacunación. Los autores concluyen que los niños infectados por VIH pero con un buen control que reciben tres dosis de vacuna tetravalente mantienen la seropositividad y los niveles de anticuerpos de una manera similar a los de la misma edad sin infección. Los títulos de anticuerpos se correlacionaron de un modo importante con bajo ARN-HIV, bajo nivel de CD8 y altos de CD4. Con carácter adicional, una cuarta dosis de vacuna en los infectados produjo un marcado incremento de anticuerpos lo que es característico de una respuesta anamnésica y persistencia de altos títulos.

[más información]




Impact of Haemophilus influenzae Type B Conjugate Vaccines on Nasopharyngeal Carriage in HIV-infected Children and Their Parents From West Bengal, India


Arya BK, Bhattacharya SD, Sutcliffe C, Niyogi SK, Bhattacharyya S, Hemram S et al. Pediatr Infect Dis J 2016; 35(11): e339-47.

El objetivo del estudio es evaluar el impacto de dos dosis de la vacuna conjugada frente al trasporte nasofaríngeo de Hib en Niños indios VIH positivos (2-15 años) así como el efecto indirecto sobre el trasporte nasofaríngeo del Hib en sus padres.

Estudio de cohortes prospectivo conducido en familias VIH positivas y negativas; se tomaron muestras nasofaríngeas en niños y padres antes y después de la vacunación. Los niños de 2 a 15 años VIH positivos recibieron dos dosis de vacuna conjugada y se les siguió durante 20 meses; los niños de 2 a 5 años no infectados recibieron una única dosis.

Un total de 123 VIH y 44 niños seronegativos participaron en este estudio realizado entre 2012 y 2014 en una región de la India. La portación nasofaríngea previamente a la vacunación fue del 13,8% y disminuyó significativamente al 1,8% a los 20 meses; entre los niños seronegativos pasó de 4,5 a 2,3% (descenso no significativo). Los padres seropositivos de niños portadores de Hib presentaron un riesgo 12,3 veces mayor de colonización y 9,3 si los niños presentaban colonización persistente tras la vacunación. Ningún padre de niños seronegativos presentó colonización por Hib en ningún momento del estudio.

Los autores concluyen que hacer disponible la vacunación frente a Hib en niños VIH positivos podría interrumpir la portación nasofaríngea en familias de alto riesgo. El estudio aunque no aporta demasiados datos para nuestro medio, permite investigar un tema de gran interés para la protección indirecta en población de riesgo.

[más información]




High levels of susceptibility to measles, mumps and rubella (MMR) in HIV-infected individuals in Ireland


Sadlier C, Carr A, Bergin C. Journal of Infection 2016; 73(1): 84-6.

El objetivo del estudio es analizar la frecuencia de susceptibles a sarampión, rubeola y parotiditis en adultos VIH positivos que asisten a un centro de referencia en Dublín.
Se reclutaron todos los pacientes que acudieron por primera vez durante el año 2013, un total de 213. La edad media fue 35 años, 78% hombres, y respecto a la vía de transmisión la más frecuente fue hombre sexo con hombres 67%. El 30% de los pacientes eran susceptibles al menos a un componente de la vacuna triple vírica; 14% susceptible a parotiditis, 15% sarampión y 9% rubeola.
Los autores concluyen que este es un asunto de especial preocupación en el contexto de brotes que se pueden producir actualmente. Una de las mayores limitaciones del estudio es que no se dispone de los antecedentes vacunales de los pacientes. Los resultados apoyan las guías de manejo de pacientes VIH que indican el cribado de los mismos respecto a la susceptibilidad frente a estas enfermedades, además de los 60 pacientes susceptibles 57 presentaron CD4>200 células/mm3 por lo que podrían ser vacunados.

[más información]




Meningococcal Conjugate and Tetanus Toxoid, Reduced Diphtheria Toxoid and Acellular Pertussis Vaccination Among HIV-infected Youth


Setse RW, Siberry GK, Moss WJ, Wheeling J, Bohannon BA, Dominguez KL. Pediatr Infect Dis J 2016; 35(5): e152-7.

La vacuna antimeningocócica tetravalente (MCV4) y la vacuna dTpa se recomendaron en adolescentes en EEUU en 2.005. El objetivo del estudio es determinar las coberturas vacunales frente a estas dos vacunas durante el año 2006 en adolescentes VIH positivos según su mecanismo de transmisión así como compararlo con adolecentes sanos de la misma cohorte.
Estudio realizado en 22 clínicas especializadas en VIH en EEUU en las que se evaluaron las coberturas vacunales frente a ambas vacunas en los adolescentes mayores de 10 años.
El 69% (n=252) de los pacientes VIH se clasificaron como de transmisión perinatal, el 20,2% (n=74) transmisión por comportamientos de riesgo y el 10,9% (n=40) no presentaron mecanismo de transmisión. Las coberturas frente a MCV4 y dTpa entre los 326 pacientes elegibles fueron del 31,6% y 28,8% respectivamente; entre adolescentes de 13 a 17 años VIH positivos la cobertura vacunal fue mayor que entre los VIH negativos. Los pacientes infectados por transmisión perinatal tuvieron 5 veces más posibilidades de haber sido vacunados que los infectados por otras vías de transmisión (OR=5,1); los pacientes con CD4 entre 200-499 celulas/µl presentaron mayores posibilidades de estar vacunados que aquellos con 500 ó más células/µl (OR=2,2) y aquellos con carga viral >400 copias/ml presentaron menor posibilidad de haber sido vacunados (p<0,05).
Los autores concluyen que la cobertura entre los adolescentes VIH positivos es mejorable pero mayor que la de adolescentes sanos, los resultados son esperables puesto que las vacunas eran de reciente autorización. Son necesarias medidas específicas para mejorar las coberturas vacunales en adolescentes en EEUU.

[más información]




Evaluation of Immune Response to Measles Component of MMR Vaccine in Children with HIV Infection Receiving Antiretroviral Therapy


Seth A, Deepa S, Dutta R, Chandra J. Pediatr Infect Dis J 2015; 35(1): e8-11.

Estudio realizado en un hospital de Delhi (India) entre noviembre 2011 y marzo 2013, en el que se vacuna con triple vírica a niños VIH positivos después de un periodo de tratamiento con antirretrovirales de al menos 6 meses. El objetivo del estudio es medir el porcentaje de respondedores a la vacuna triple vírica (sarampión) en niños VIH con tratamiento antirretroviral.
Se tomó una muestra de niños y adolescentes entre los 5 y 18 años con al menos 6 meses de tratamiento y >15% de CD4. Se midió la respuesta inmune a las 8-12 semanas de la vacunación y se vigiló la seguridad durante 4 semanas.
Un total de 66 niños con una duración media de tratamiento de al menos 3,4 años; en el momento de la inclusión en el estudio, el 24,2% presentaba resultado positivo a sarampión pasando a ser positivo en el 93,3% después de la vacunación. No se encontraron diferencias significativas respecto a la seroconversión en función de ninguna de las variables estudiadas (edad, sexo, duración del tratamiento antirretroviral, estado nutricional, CD4 o estadio clínico). No se observaron reacciones adversas graves o inesperadas tras la vacunación.
Los autores concluyen que la vacuna triple vírica permite una excelente seroconversíón frente al sarampión en niños VIH positivos tratados correctamente. El estudio presenta unos resultados muy útiles para países donde la prevalencia de niños y adolescentes VIH+ sea alta, sin embargo es de menor utilidad (en general) en nuestro medio. Las mayores limitaciones del estudio son la falta de seguimiento de los pacientes (para observar una posible seronegativización) así como una mayor fiabilidad de los antecedentes de vacunación y/o enfermedad pasada previamente.

[más información]