Timerosal, aluminio y formaldehido en vacunas

10/07/2019

image_pdfimage_print

Respuesta del Experto a …
Timerosal, aluminio y formaldehido en vacunas

Pregunta

Buenas tardes,
En primer lugar agadecer la existencia de esta plataforma que pueda aclarar la dudas de la sociedad.
Considero las vacunas importantes como prevención de enfermedades pero no entiendo cómo los conservantes o adyuvantes que se añaden pueden ser tan peligrosos. Me gustaría conocer de manera actualizada qué vacunas en España tienen tiomersal y si se pueden conseguir sin este componente. También quería saber si implica algún peligro el hidróxido de alumnio y qué vacunas lo llevan. Al igual que el formaldehido que está estudiado como tóxico ambiental. ¿Dónde se puede ir consultando los componentes de las vacunas en España y las actualizaciones que se vayan produciendo?
¿Tiene tiomersal la vacuna que se pone en embarazo y a los niños nada más nacer? ¿Estos metales o sus trazas pueden afectar a niños que al nacer sean prematuros o tengan problemas de metabolización de metales pesados por un sistema inmune comprometido?
Muchísimas gracias por su atención y la ayuda prestada. Saludos cordiales

Respuesta de José Antonio Navarro (10 de Julio de 2019)

Buena tarde y gracias por sus palabras de aliento.

  1. NINGUNA vacuna comercializada en España contiene timerosal.
  2. El hidróxido de aluminio lo contienen con potenciador de la respuesta inmune la mayoría de las vacunas inactivadas. Dispone de una revisión de aluminio en vacunas y seguridad en la respuesta a una pregunta formulada a esta Sección: https://www.vacunas.org/seguridad-de-las-vacunas-frente-al-virus-del-papiloma-humano/.
  3. Algunas pocas vacunas contienen formaldehido. Una excelente revisión concluye: El formaldehído ha sido usado durante décadas en las vacunas como inactivador de toxinas bacterianas y virus en presentaciones multidosis. Aunque altas concentraciones pueden causar mutaciones en el ADN, el formaldehído es un producto del metabolismo del carbono que se detecta normalmente en el organismo humano. La cantidad de formaldehído presente en las vacunas es más de 600 veces menor que la necesaria para inducir toxicidad en animales
    de experimentación. Todo ello va en contra de que el formaldehído presente en algunas vacunas tenga un efecto perjudicial sobre el organismo (1).
  4. Las actualizaciones las puede encontrar en la sección “vacuna a vacuna” (https://www.vacunas.org/cada-vacuna-a-un-click/)

Referencias
1 Domínguez A et al. Falsas creencias sobre las vacunas. Aten Prim 2019;51(1):40-46

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú